El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 3 de diciembre de 2006

Empanada de pulpo

Esta es una empanada. Primero voy a hacer la masa base.
Lleva: un huevo, 1/3 de sobre de levadura, un vaso de agua, Artúa (es más manejable que otro tipo de grasas), sal, y harina














Empezamos echando la leche, el huevo, la sal y la levadura














Echamos 1/3 o así de Artúa












Echamos harina, y vamos amasando con una mano al principio, y luego usando las dos.
Cuando notemos que los dedos salen limpios al hundirlos en la masa, ya está esta fase lista














Ahora, amasamos, estiramos y volvemos a estirar la masa.
El calor de la mano, hará derretir la artúa y la levadura empezará a hacer efecto.
Parecerá plastilina















Así ha de quedar, suave, elástica












Envolvemos en film transparente y metemos a la nevera unas dos horas














Este es el relleno base para cualquier empanada.
Ponemos a freír dos cebollas, dos o tres dientes de ajo y un pimiento verde, todo finito












Añadimos tomate triturado, sal y azúcar. Y yo le he puesto un toque de hierbabuena y perejil
Dejamos freír












Echamos un bote de pimientos al ajillo en tiras, y dejamos hacer













El relleno puede quedarse tal cual, pero a mi marido no le gusta encontrarse con los pimientos.
Así que toda la fritada la paso por el minpimer.
Esto es la base









Se puede rellenar de todo, en realidad


Como en este caso la empanada era de pulpo, cocí un pulpo.
Un pulpo se cuece en abundante agua aromatizada con laurel y granos de pimienta negra, y sal gruesa a poder ser.
Cuando hierve el agua, agarramos el pulpo por la cabeza y lo sumergimos; volvemos a cogerlo, y volvemos a sumergirlo. Tres veces se ha de hacer.
Luego, se cuece hasta que quede tierno.
Se le quita el pico, se trocea, y listo.
Aguanta muy bien la congelación



Pasadas dos horas o así, sacamos la masa, la amasamos un poco hasta que tome temperatura ambiente.
Enharinamos una mesa











Partimos la masa en dos trozos











Estiramos la masa, al principio con los dedos













Luego, tiramos de rodillo, hasta que quede fina.
No importa que se rompa














Así ha de quedar. Con cuidado (si hay dos personas, mejor), la ponemos en una bandeja de horno










Echamos encima la fritada











Hacemos la tapa igual. Con lo que sobra, hacemos dibujos.
Pintamos con un poco de aceite











Pinchamos con un cuchillo o un tenedor la masa.
Si la masa está rota, no pasa nada. Es para dejar salir el vapor y que no salte.












Horno 180-200 grados, dos horas o así.













Cuando esté medio dorada, sacamos y pintamos con un huevo batido











Cuando esté del gusto nuestro, bien doradita, sacamos.
Bon profit, on egin

2 comentarios:

Estela dijo...

mmm, qué buena pinta!!! con el hambre que tengo yo que estoy a dieta blanda por un virus intestinal. ¡¡¡mandame un trocito para cuando esté buena, porfiiiiii!!!!

M.Carmen dijo...

jajajajajaa. Yo estuve un mes y pico a dieta blanda por culpa de una duodenitis.
No podía comer ni verdura ni fruta cruda, ni cerdo, ni na de na. Lo único arroz cocido, queso suave, sopa de cocido desgrasada, pollo y pescado hervido.
Una tortura