El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 8 de enero de 2007

Año nuevo y Reyes

Bueno, se acabó la Navidad. Y ha sido uno de mis peores tragos de Nochevieja, paciencia.
Dormí 4 horas y mi hermana seguía dando la matraca.
Paseamos por el pueblo, comentando cosas con mi hermano.
En el bufet, mi hermana siguió comentando a mi suegra mis virtudes. Yo no pude más, me levanté y quise irme. Como no era cuestión, le dije airadamente que o dejaba de meterse conmigo, o se iba a Bilbao en autobús.
Ella negó que se metiera conmigo, cosa que mi suegra rebatió.
Al final, se calló, pero yo estaba de los nervios y con los ojos llenos de lágrimas.
Salí afuera con mi cuñada, la mujer de gafas, y le conté mis penas. Un desahogo temporal
Por la noche, fuimos a dejar nuestras perras en casa de unos amigos,
A la vuelta, estaba mi hermana siguiendo con la matraca. No pude más, y estallé. No he dicho tanta barbaridad junta en mi vida, incluyendo blasfemias varias. Estuve a punto de llamar a la policía para que la echara de casa. Si se hubiera callado a la primera, no habría pasado nada. Pero ella, se pone gallito y se cree que los demás somos idiotas.
Se fue al dormitorio, y mi marido fue más tarde a decirle que no quería oírle hablar más o se iba en autobús.
Yo me puse a llorar presa de un ataque de nervios. Estaba agotada de los 3 días de aguante
El viaje del día 2 fue tranquilo, a Dios gracias. En Zaragoza, ella se fue a comer a otro sitio distinto del que vamos nosotros (nunca está de acuerdo con nada)


Llegamos a casa. Estaba llena de suciedad. Pero ella no limpió en la semana que hemos estado.
Aquí estamos con los regalos de Reyes.








Aquí se añade mi hermana, la madre de mi sobrino.
Nos han regalado una lámpara infantil y unas copas.
Mi marido me ha regalado un masajeador con infrarojos y una cruz de plata, y yo a él un chándal


Comimos en casa de mi hermana

Comimos de cine, y nos lo pasamos bien