El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Menús en la visita de mi hermano

Mi hermano ha estado una semana con nosotros.

Y le he querido obsequiar con comidas que me gustan y sabía que le gustaban.

Todos estos platos están ya expuestos en anteriores entradas, así que no explicaré cómo se hacen.








Mi filosofía culinaria es la sencillez con ingredientes baratos y al alcance de todos.














Asi mismo, el color de los ingredientes tiene mucha importancia.

Se dice que se come con los ojos. Gran verdad







El contraste en la boca de sabores y texturas es muy importante también


Me gusta que encontremos partes crujientes y partes blanditas en contacto con el paladar









Las combinaciones entre verdura y carne o pescado me parecen fantásticas.













Soy una apasionada de los espárragos y las olivas.











Lo que más me gusta es ver a la gente no decir nada y comer.
Oveja que bala, bocado que pierde.

La cara de mis comensales es la mejor recompensa.

Espero que os haya gustado tanto como a mi hermano

5 comentarios:

Odín dijo...

¡Oveja que berrea bocao que pierde! Pero qué hambre me entra al ver la comidaaaaaaaaaaaa o.O A ve si preparo alguno de esos platos, ¡que vaya pinta que tienen! *o* ¿no has pensado nunca montar un restaurante? Te harías rica :P jajajaja

Carlos dijo...

M. Carmen que ricos platos has preparado esta semana-
un beso

M.Carmen dijo...

Muchas gracias, salerosos.

Yo ya tengo un restaurante: Chez M.Carmen al que se apuntan amigos, familia y suegra, jajajajajajajaj

Maite dijo...

Madre mía, que bien tratas a tu hermano, todo tiene una pinta fantástica. Me has abierto las ganas de comer, y eso que es todavía temprano.
Sigue así.
Besitos

M.Carmen dijo...

Muchas gracias, maite. Tú ya sabes cocinar, así, que manos a la obra.

Yo he engordado 4 kilos, y me estoy estrujando las meninges para ver cómo los quito