El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

sábado, 27 de octubre de 2007

Cuello jersey irlandés (dedicado a Fedri)

Bueno, y por fin llegamos al cuello.

Lo primero que tenemos que hacer es coser un hombro, tal y como véis.












A continuación mediremos el cuello tomando como metro el elástico del jersey. Apuntamos los puntos que salen en el delantero y en la trasera.

Hay que estirar mucho el elástico, porque si no , el cuello se nos quedará fofo.

Y como es un irlandés, metí menos puntos aún, porque los ochos, al cerrarlos hacen que el jersey fuera mucho más ancho.



A continuación, y partiendo del hombro que no está cosido, recogemos los puntos que tenemos anotados, procurando que sean a espacios regulares, claro.

Yo metí 50 en el delantero: Hice 25 hasta el centro, y otros 25 hasta el otro lado.
Para el trasero, metí 40, e hice 20 y 20.








Aquí, véis los puntos ya recogidos toditos en línea recta, claro.

Se pueden usar agujas circulares y así no haría falta costura.









Hacemos el elástico que tengamos pensado. En este caso, un clásico 1/1 (un punto de derecho, un punto de revés)







Cosemos el cuello y el hombro que nos había quedado suelto.


Esto es como una lotería con muchos números en nuestro poder.
Puede que quede fofo o demasiado prieto. Pues, se deshace y corregimos errores.













Cosemos los costados y ya sólo nos falta coser las mangas al cuerpo