El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 13 de enero de 2008

Tarta de uvas y piñones (con toque de turrón de chocolate)

De postre, una versión de la tarta de uvas de Eva Arguiñano.

Como no había pasta quebrada en el súper, he usado hojaldre. Y no he recortado los bordes sobrantes.
Pincho el fondo para que no suba y lo lleno de garbanzos, con esa misma función.
Sigo instrucciones de paquete para la cocción.

Aparte, fundo un resto de turrón de chocolate crujiente que tenía de las Navidades.

Cuando está hecho el hojaldre, pongo primero el turrón

Luego, la mezcla de 250 grs de queso fresco, 100 grs de azúcar, 10o ml de leche, 1 cucharadita de harina y 1 huevo.
Pongo encima las uvas de Nochevieja que me habían sobrado. Las latas vienen de 3 en tres y éramos 4








Como quedaba poco cubierto, le puse unos piñones











Horno 180 º 30 minutos. Como mi horno aún no tiene potencia, lo puse a toda castaña, claro.

Sale así la tarta










La pintamos con mermelada, en este caso de frambuesa (no tenía otra)













Este es el resultado. Parece las clásicas tartas de la abuela.

Y el tragón de Juanma, se zampó la mitad, con lo cual tuvo que usar Almax