El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

martes, 8 de julio de 2008

Retales

Bueno, otro día más.

Ayer fuimos a hacerle unos análisis a Rafa. Estuvo muy contento hasta que entro y entonces el pobre tuvo una llorera inmensa. Encima, no le encontraban una vena buena y le dieron un montón de vueltas.

De premio, por no haberse resistido mucho, le dieron un cepillo de dientes infantil.

Y nosotros, de premio, nos fuimos a la playa. Y se puso su traje de baño nuevo.

Por lo demás, tuvo un día malísimo. Aprovechó el resto del día para dar guerra más y mejor.





Estas fotos son de los recuerdos de Colombia:

El rosario y el cacharrito con instrumentos musicales es regalo de Jason Paul.
La muñeca es un regalo de Juan Carlos y Mayely, los dueños del restaurante Piccolo de Villavicencio. Es una muñeca hecha por niños indios.
La cruz, es recuerdo de la catedral de sal de Zipaquirá.
Y el armadillo y el arpa, de Los Ocarros.

















Estos telares compramos en Bogotá y me encantan.

Sigo con historias de Rafa:

Salimos del coche, y se empeña en no querer salir. Le cojo con firmeza y claro, tropieza y casi se cae. Me dice que soy fea. Y como ya está advertido de que no diga eso, pues bronca al canto.

Ha cogido la costumbre de morder en broma. Y le hemos dicho tropecientas veces que no lo haga,
porque hace daño.

Cuando llegamos de la playa, me pega un mordisco en el trasero. Yo, a cambio, le doy un palmetazo en su idem.
Toca llorar. El papi le hace una demostración de que un mordisco duele, dándole un mordisquito en el bracito de Rafa. Nada fuerte, sólo de demostración.

Monta la de Dios y es castigado yéndose a su dormitorio.
Sigue llorando, y le advierto que puedo cerrarle la puerta.

Parece que se calma y vuelve a la cocina. Justo me da tiempo a ducharme. Y en la ducha, vuelvo a oír llantos.
Había vuelto a decir que los papis son feos. O sea, que vuelta al dormitorio.









El resto de la tarde se la pasa dándonos besos tratando de camelarnos.

Sacamos a la perra de paseo, y de pronto, sin venir a cuento, dice que la mami es fea.

Yo me enfado, acelero el paso y le digo que si la mami es fea no va a hacerle la cena.

Cuando llegamos a casa me dice que la mami es guapa. Pero ya este asunto está pasando de castaño


a oscuro. Y entonces, le digo que me tiene que pedir perdón.

Le ha costado un triunfo pedirme perdón.

Es tarde, vamos a dormir. Leemos un cuento, y rezamos.
Aprovecho para decir que Dios está disgustado porque Rafa se ha portado hoy muy mal y que tiene que pedirle perdón. Claro está que Dios no se enfada pero está muy muy disgustado porque no hay que decir a los papis que son feos.

Por fin se va a dormir. Estamos agotados

7 comentarios:

Ines dijo...

No os agobieis, Rafa está en esta etapa de los niños que tantean, mi ahijada de tres añitos es igual (Nora) de pronto te dice que no, no no, se pone tozuda, pega, te llama fea o tonta, no te quiero y cosas así, es algo normal, yo creo que en esas situaciones hay que ser rígido, explicarles que ese comportamiento no está bien y que sepan que si se portan mal tiene unas consecuencias. No os preocupeis lo estais haciendo muy bien. El niño os adora, pero a veces los niños tantean a los mayores. Paciencia chicos y a seguir siendo tan buenos papis, hay de todo, días rosas y días en que el color es otro. Un besín guapa.

mari dijo...

Es que los 3-4 años son una etapa malísima, mi sobrino de tres años es peor aun, tiene una lengua... su palabra favorita es capullo y como quiera algo y se lo niegas, te manda a la mierda. Pero bueno, que hay que tener mucha paciencia, estas cosas son así y por favor, no cedais cuando intente camelaros, que los niños saben más que los ratones coloraos (como se dice en mi tierra) y como vea que cedeis en cuanto os hace mimos, ya cada vez que quiera conseguir algo os hará la pelota.
Besos

M.Carmen dijo...

Los 3 años es la edad mejor y la peor.
Ya sabemos que nos está tanteando y lo ha venido haciendo desde el primer día.
Lo bueno de Rafa es que una vez que hay bronca gorda, no vuelve a repetir la jugada por el mismo motivo. O sea que le quedan dos millones de motivos para montarla pero no por la misma cosa.

Pero es que al final acabo preguntándome si no soy la mama no. Estoy todo el santo día diciendo: no hagas eso, no toques eso, no, no no....mare meua

Paloma dijo...

Anda yo pensaba que la "mama no", era yo jajaja,tienes toda la razón, tienen que aprender dede pequeñitos que el no también forma parte del vocabulario....pero que complicado es a veces esto de la educación, pues nada paciencia y a seguir.Un beso

CHECHE dijo...

Preciosos post, las fotos preciosas, el relato genial, los berrinches de vuestro hijo son los típicos se su edad.
Mi sobrino David cumplirá en septiembre 5 años, y cuando se pone bruto pues.......cachete, digan lo que digan un cachete a tiempo evita males mayores,lo del maltrato es otra cosa, asi que tranquilos lo estais haciendo genial, pero no dudeis que ciar y educar a un hijo (imaginate yo que crié y eduqué a tres) pero siempre mandamos los padres no los niños, que enseguida te toman el pelo, y si cedes estás perdida, como vosotros haceis a mí me daba muy buen resultado el !!a tu cuarto hasta que pienses lo que has dicho, y pidas perdón!!, pero son cosas normales en esa edad.
Vereis que con un poco de paciencia mimos y castigo todo mezclado el resultado será bueno, mil felicidades para ti y para Juan sois unos papás geniales, entregados, cariñosos y lo más importante enérgicos con Rafa cuando se porte mal, es mejor desde el principio dejarle bien claro quien maneja la situación (se ve cada niño por ahí que habería que educar a los padres, pasan de todo tocan todo y los padres como si nada esas situaciones me sacan de quicio, pero bueno eso es porque siempre he sido (modestamente lo digo>) una madre responsable y respetando a los demás, los niños si los dejas son unos tiranos, besos.

M.Carmen dijo...

Pues tienes toda la razón Cheche. Se ha pasado de un extremo al otro. Antes se zurraba a diestro y siniestro y dolía.

Ahora nada de nada, y así han salido los niños, que no tienen ningún respeto por sus padres, que lo tienen todo y por tanto, no saben el valor del dinero.

Yo a veces alucino cuando me dicen: -Mi niño no come verdura.

Hoy mismamente le he dicho a una amiga: La verdura le gusta, pero tanto si le gusta como no, se la ha de comer.

Yo es que flipo: El niñito no le gusta la verdura, luego no come. No le gusta el pescado, luego no come. Le gustan las patatas fritas, y las chuches, pues a comer porquerías.

Nosotros le estamos educando tratando de usar el clásico palo y zanahoria de los burros, jajajajajaajajajja

Cuando se porta bien.....todo mimos y felicidad. Pero cuando se porta mal......severidad. Y si hace falta un azotito en el culete...pues arreando.

Rosa dijo...

UF, no os agobieis esto es el pan nuestro de cada día. Eso si, no le dejeis pasar una porque los niños lo que intentan es ir ganando terreno a cada descuido. PACIENCIA.