El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Rosas para mi amatxo (q.e.p.d)

Esta receta ha cambiado de nombre debido al resultado final. Y se la dedico a mi mami, que murió de E.L.A y que hacía bellas poesías, a la que le gustaban mucho las rosas.

Bueno, nos ponemos a la marcha.

Compramos un pescado al que se le puedan hacer tiras; en este caso, fletán.






Salamos y hacemos las tiras












Mi intención era que Rafa no viera el pescado, así que cambié el orden de los rollitos (o popietas)
Encima del rollito, el pescado. Enrrollamos el pescado y ponemos jamón york.

El jamón york era cuadrado y no llegaba, así que lo dividí en dos trozos, que uní con un palillo. Este problema se transformó en una belleza más tarde.





Pochamos media cebolla en gruesos trozos, añadimos medio kilo de espinacas congeladas. Pasamos por el minipimer y añadimos nata y lecha. Si no queremos tanto colesterol, añadimos yogur.

Colocamos en el horno








Horno 200 grados, unos veinte minutos, váis mirando .












Resultado final. Un plato estéticamente precioso











Parecían rosas, y el plato que en un principio era para camuflar el pescado y que Rafa comiera verdura y pescado a la vez










¿Verdad que parece una rosa?











No coló para Rafa. Pero al final se ha convencido que los niños listos comen pescado, y que para crecer y ser más inteligente que más grande que los demás también hay que comer pescado.

Y le animamos diciéndole que es un campeón


Para tí amatxo, que cuando te fuiste al cielo, una rosa desapareció en el cielo para hacerle compañía a Dios

6 comentarios:

Ines dijo...

Ay que bonita dedicatoria a tu mamá, y la receta es una pasada que bonita, parece un jardín de rosas. Te prometo que lo haré.

Muy lindo el cuello pero explícame que es eso de la phga....

M.Carmen dijo...

PHGA: hace tiempo me invitaron a uno.
Se trata de que las 5 primeras personas que se apuntaron yo les estoy haciendo cosas.
A su vez, yo me he apuntado a 5 PHGA y estoy recibiendo cositas.

¿Verdad que ha quedado chula la receta?
Pues ha sido por casualidad. Si llego a tener lonchas de jamón de york más largas, no habría quedado así.

admin dijo...

precioso el plato y preciosa la dedicacion, voy ha hacer esta receta en honor a tu mama !
un beso
cuca

M.Carmen dijo...

Cuca e Inés: hacer este plato dedicado a vuestras mamás.

Yo, cuando veo una rosa, pienso en mi madre.

Nos llamamos igual, y solía, en nuestro santo, regalarle una.

Anónimo dijo...

Mari Carmen, permiteme que te trate por tu nombre porque casi ya eres de la familia. Te leo todas las semanas, desde el trabajo, y todas ellas llegas hasta el fondo de mi corazón, con tus historias y vivencias.... Me pareces una persona fantástica y simplemente quería hacértelo saber. La dedicatoria a tu madre te honra, y me ha gustado mucho, inlcuso la receta me la anotaré para intentar hacerla en un futuro. Muchas gracias por hacerme pasar estos ratos tan entretenidos. Un beso.
Sara

Anónimo dijo...

Mari Carmen, permiteme que te trate por tu nombre porque casi ya eres de la familia. Te leo todas las semanas, desde el trabajo, y todas ellas llegas hasta el fondo de mi corazón, con tus historias y vivencias.... Me pareces una persona fantástica y simplemente quería hacértelo saber. La dedicatoria a tu madre te honra, y me ha gustado mucho, inlcuso la receta me la anotaré para intentar hacerla en un futuro. Muchas gracias por hacerme pasar estos ratos tan entretenidos. Un beso.
Sara