El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 12 de mayo de 2008

La Justicia no funciona

Bueno, queridos lectores de este blog:

Estos días de tantos nervios.....y aparece un antiguo asunto.

Tuve una tienda en 1995. Mi hermana me ayudaba cuando no podía trabajar en ella. También solía ir una amiga de mi hermana, Helena. Y, alguna vez, también pasó por ahí su hermana, Fátima.

Alguna vez, como había confianza, dejé la tienda sola en manos de Helena (era muy amiga de mi hermana) para hacer alguna cosa.

La tienda no dejó más que deudas. Tuve que cerrarla.

Recibimos una carta en la que se nos convocaba a un acto de conciliación. Fátima nos pedía dinero por haber estado trabajando en la tienda. Digo nos pedía, porque nos pedía a mi hermana y a mí.
Dijimos que no, claro está.

En 1996 recibimos una carta certificada de los juzgados en la que se nos convocaba a un jucio por lo penal.
Hubo diligencias previas, se desestimó la demanda. La recurrieron, y se desestimó. Fin del asunto.

Este viernes, mi hermana me llama. Ha recibido una carta certificada del juzgado de lo social. Es una sentencia en la que se nos reclaman 9000 euros. Por lo visto había habido un juicio, puesto por Fátima y le habían dado 2000 euros. También demandaba a su hermana, pero también estaba ilocalizable.
Tan ilocalizable que ni en el 2008 estaba empadronada, curioso

Hoy lunes, mi hermana ha ido al juzgado. Le dicen que hubo un juicio en Septiembre de 1996. No estuvimos representadas porque habíamos estado ilocalizables.
Fátima había presentado una testigo que decía que la había visto trabajar.

Yo me pregunto:

¿Cómo es que en el mismo año estábamos localizables para un juicio por lo penal y no lo estábamos para un juicio por lo social?

¿Cómo es que ahora estamos localizables, cuando ambas hermanas hemos cambiado de domicilio y de ciudad, y en el 1996 no lo estábamos cuando vivíamos ambas bajo el mismo techo?

¡Qué alegría de justicia!

Mi hermana está acojonada, claro, porque trabaja y le pueden embargar el sueldo. Yo, como trabajo dando clases particulares, soy teóricamente insolvente.

La puñetera ley de Murphy funciona. Ha resurgido una tendinitis en el dedo pulgar de la mano derecha. EStoy más inútil que la justicia.

Un beso estresado a todos y gracias por leerme