El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

martes, 1 de julio de 2008

Rafa comedor de fruta ¡qué orgullosos estamos!

A nuestro hijo le chifla la fruta. Y en general toda la comida.

El domingo hubo vichichoise en casa de unos amigos y la cosa no le gustó mucho. Pero se la zampó.

Hoy ha habido lentejas con arroz. Y el nano se ha zampado un señor plato.

Aquí le véis con un albaricoque







Eso sí; a la hora de la fruta, disfruta lo que más.

Aquí le véis comiendo un paraguayo. Lo que ocurre es que quiere tener en cada mano una fruta y eso no puede ser, jajajaja






La última fruta de esta comida han sido las cerezas.

Y porque no hemos puesto más ciruelas. La mami que soy yo, le chiflan las ciruelas rojas y se las había comido ya antes.











Un ejemplo de cómo se pone nuestro señor hijo cuando come cosas rojas.

Estamos superorgullosos de él. Es superraro actualmente que los niños coman fruta. Pues este come la fruta por los que no se la comen. Y es un gustazo, la verdad.

Nosotros damos ejemplo de muy buena gana, claro.

Por lo demás, el niño ahora ha cogido seguridad y nos da muchísimos besos. Ya sabe que somos realmente los que nunca le abandonaremos y que su casa es un sitio seguro.

Por eso, ayer nos hizo gala de su afición a las bellas artes, decorando los cajones de su dormitorio con rotulador verde. A Dios gracias que se fue con alcohol.