El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 31 de mayo de 2009

Gelatina de frutas

Hoy ha sido un día horribilis.

Me despierto prontito. Me encanta oír el canto de los pájaros por la mañana.

Había dejado hecha esta gelatina de frutas:

He usado 2 paquetes de gelatina de frambuesa y 2 de limón.
Una de las de frambuesa la diluyo en un brick pequeño de nata y se pone arriba del todo.

Puse: plátano, uvas, cerezas y fresas. Como se echan en caliente, se cuecen un poco y no se oxidan



A las ocho y media de la mañana, suena el móvil.

Mi suegra, que ayer dijo que no usaba el andador porque podía perfectamente andar sola, se ha caído y se ha roto la muñeca.

El caso es que se ha caído porque se viste de pie, y, como no tiene fuerza en las piernas, ha resbalado.


Como siempre, por mucho que se hable con ella, acaba haciendo lo que quiere, y, luego, pasa lo que pasa.

Total, que con un cabreo inmenso, me pongo a esperar a mi marido.

Manda narices, que desde Semana Santa no habíamos quedado con nadie, y llega este sábado....



Total, que toda la mañana en el santo hospital. Y hemos llegado a casa de los amigos a las 15h.










La gelatina, a Dios gracias, estaba estupendísima, y Rafa se la ha zampado que daba gloria

Bonito día

Evasée a falta de remates en ganchillo

Este día de hoy, ibamos a ir prontito a casa de los amigos, pero, con el accidente de la suegra, se pasó toda la mañana.

Aparte del cabreo enorme, me dio tiempo de acabar el cuello y el lazo de la espalda

Parece chuchurrío, pero es que le faltan los remates de ganchillo de cuello, mangas y bordes.









Como mi cuñado nos ha dado un cubo de nísperos, pues esta semana haré la mermelada y ya cumplo con Ana

viernes, 29 de mayo de 2009

Tag de belleza

Maquillaje: me maquillo más bien poco. Sólo cuando salgo de noche a algo muy especial o en ocasiones particulares.
Me da muchísima pereza desmaquillarme.
En verano sí que uso pintalabios, para evitar que se me cuarteen.
Crema de día: No uso crema de día. En verano si hay previsión de día muy soleado, sí que me pongo una hidratante. Y después del sol, obviamente, también
Perfume : Me encantan los perfumes. Pero me los suelen regalar. Me gustan los frescos ligeramente frutales.
El problema es que el perfume atrae a los mosquitos, y, en verano, procuro no usarlo.
Revista : Muy interesante y el periódico Paraula de la archidiócesis de Valencia
Isla desierta : Me llevaría la Biblia, un mp3 con mucha música clásica, y un kit de supervivencia
Algo que echo de menos...Mi tierra, Euskadi.
Mujer a la que admiro :Teresa de Calcuta
Mujer de la que admiro su aspecto: Pues a la mujer de Zapatero, Sonsoles.
Me gustaría ... tener dinero. La crisis nos ha tocado en la línea de fondo.
Feminidad : Es algo que de jovencita me decían que me faltaba. Todo porque siempre he huido de la esclavitud de la moda, que más que esclavitud es tortura: tacones imposibles, faldas de tubo, depilación, compresas con alas, y demás torturas varias. Al margen de que la feminidad consistía en sonreir a todos, ser amable, sumisa y demás gaitas. Y todo mientras, abnegadamente te ocupabas de la suegra.

jueves, 28 de mayo de 2009

Mangas chaqueta evasée acabadas


Como he estado muy vaga, no me había puesto a hacer en serio las mangas del evasée.
En un par de semanas lo he solucionado y me he puesto a hacer el cuello, que como sabéis es enorme y en forma de estrella.
He llegado a un acuerdo con Ana de Planeta Piruleta:
Ella me pasa a ganchillo todos los bordes (se ha demostrado mi inutilidad en esas lides) y yo le hago una mermelada de nísperos
La chaqueta, en contra de lo que pudiera parecer, es fresquita. Los agujeros hacen que pase el aire tan feliz y contento. Y como las mangas son muy amplias....
¿Os gusta? (mi cara y mis pelos no cuentan, claro)

lunes, 25 de mayo de 2009

Miscelánea Rafa



Este fin de semana ha sido tedioso. Mal tiempo, frío y demás. Y para colmo, ayer, nos despiertan a las 7 de la mañana a petardazos. Eran comuniones. La época donde la gente que no va a misa ni a tiros, se pone de tiros largos.
Iba a hablar de política, pero, prefiero poneros estas fotos simpáticas de Rafa.
Le compramos en el Lidl un par de gafas de sol. Estas naranjas le venían grandes.




Estas plateadas le vienen muy bien, y va muy orgulloso. Desde que lleva gafas se ha dado cuenta de que yo, también las llevo. Yo le he dicho que las llevo porque no veo un cascarro sin ellas. El se pensaba que sólo existían las gafas de sol, y que tenía que quitármelas en casa, jaja









Otra cosica: El viernes, Rafa nos vino con esta marieta, para cuidarla todo el fin de semana. Y a eso nos hemos dedicado nosotros, porque si la coge la perra, la destroza.





Ha llegado sana y salva a hoy lunes
.







Ya ha llegado la época de la fruta. Compramos en el mercado del Puerto cerezas, albaricoques, kiwi
s y media sandía. Rafa traga fruta que da gloria, y el pedazo de sandía que se estaba zampando era más grande que su cabeza




Por último, y dentro de las muchas actividades que desarrolla la escuela, hoy toca ir de excursión a Almenara a celebrar el evento de la Rondineta lleugera. Han dado camisetas a los nanos, todas más grandes de lo normal. Así le vale para los próximos 3 años, porque es una talla 8 y Rafa usa una 4-5.

Y con esto y un bizcocho, hasta otro día

miércoles, 20 de mayo de 2009

Celebración primer encuentro: pastel de chocolate, regalos

Ayer me encerré en la cocina toda la mañana para hacer la tarta de aniversario de primer encuentro.

La he sacado de una tableta de chocolate para postres Nestlé:

Se llama: Pastel de chocolate con crema de azafrán.

Primero hacemos el bizcocho:

Montamos 4 claras de huevo a punto de nieve y 1 yema de huevo con 50 grs de azúcar también
Añadimos 125 g de chocolate previamente fundido en el microondas con 30 g de mantequilla y enfriado.
Horno 210 grados 15 minutos.
Desmoldamos




Hacemos unas bolitas de manzana y caramelizamos con miel y azúcar. Tienen que quedar tiesecitas








Hervimos 1/2 l de nata con un tubito o sobrecito de azafrán. Enfriamos, colamos, y añadimos 5 yemas montadas.
Horno 180 grados 25 minutos







Fundimos 250 g de chocolate con 200 g de nata.

Enfriamos. Añadimos 250 grs de nata montada y mezclamos









Sacamos del horno la crema al azafrán y trituramos










Ponemos encima del bizcocho, la mousse, y, encima, la crema. Decoramos con bolitas de manzana.

Toda la mañana enguarrinada, la verdad





Y luego, viene Rafa y dice que no le gusta. Simplemente lo dijo para molestar, porque es un chocolatero tan chocolatero como su padre.

Por la tarde lo compensó, menos mal, porque yo llevaba un cabreo inmenso.

De primer plato, hice una picada colombiana






Ahora os enseño los relojes molones que os había contado. Valen menos de 30 euros cada uno y sond e la marca Marea.

El mío, con números gordos, para cegatos. Si pulso un botón, me sale el día y el mes


Y por últimos los pendientes tan chulos a juego con el rosario que me regaló Jasón


Ahora, a ver si dejo de hacer el vago y me pongo a tejer, que estoy muy retrasada

Hasta otra


Espero que os haya gustado

martes, 19 de mayo de 2009

1 er aniversario del primer encuentro

Nos despertamos a las 2 de la mañana, y esperamos, tratando de dormir, hasta las 5 de la mañana. Nos levantamos definitivamente, y nos duchamos. Un asco tenerse que poner la misma ropa interior, pero bueno.
Yo llevaba un dolor de cabeza horroroso, debido a la falta de sueño. Menos mal que en el transcurso de la mañana se me fue

A las 6 de la mañana ya estábamos desayunando y los taxistas vinieron a llevarnos a los dos matrimonios al aeropuerto. Desde ese momento las dos parejas nos unimos.

En el aeropuerto, estuvimos un rato largo, hablando de cosas intrascendentes. Habíamos conseguido soslayar el problema de exceso de peso de la maleta de Antonio, haciendo un trasvase de trastos a nuestras bolsas de viaje.

Llegó la hora de embarque. Un avión tipo Mare Nostrum, pero más estrecho y bajito. Descubrí para qué servían los cinturones de los aviones.

En un airbus uno no se da cuente de que monta en un avión. En este avión colombiano sí. Una experiencia alucinante, desde luego. Y menos mal que ninguno de nosotros tenía miedo a los aviones.

Yo había visto el aeropuerto de Villavicencio en el Google Earth y me pareció un aeropuerto de bolsillo. Y, que, a nada que se descuidara el piloto, nos ibamos al monte.

Empieza el descenso con un viraje brusco, vuelta para abajo en plan montaña rusa. En pleno estruendo, oigo a Raquel que me comenta que en ese avión sí que se notaba que volábamos.

Después de traquetear por la pista, se para. Salimos del avión (olvidémonos de fingers) y de pronto, una humedad inmensa nos asalta. Uffffffffffffffff

Estaban esperándonos Giovanni y Luis, que serían los taxistas del resto de la aventura en Villavicencio.

Llegamos al hotel, nos registramos, y ya era la hora de comer. Ni rastro de la abogada. Nos dispusimos a comer, y estábamos hablando de bobadas varias. Y de pronto Raquel comenta :-Estamos aquí tan tranquilos y en una hora os darán a vosotros el niño y en dos horas el nuestro.
Entonces nos pusimos muy nerviosos.

Llega la abogada, Nubia, con muchísima prisa. Nos dice que tenemos que ir a un centro comercial a comprar las tortas y los globos para la fiesta. Le comentamos que queremos hacer la fiesta conjunta. Le parece muy bien.
Habíamos quedado ir juntos y que unos fuéramos los fotógrafos de otros.

Llega el momento de irnos. Cogemos los taxis y llegamos al ICBF. El ICBF (Instituto de Bienestar Familiar ) es una casona con jardines.
En los jardines, veo gente y un niño con camiseta amarilla. Nubia dice: ¡Si está el niño"

Yo debí de empalidecer, y me lo comentó la abogada.

Juan dijo que había oído que le decían a Rafa:ahí llegan los papitos

Subimos al despacho, que era muy chulo decorado con motivos infantiles. Nos dan los papeles, un cd de fotos, un album de fotos....Oimos ruido, y ahí llega Rafa.

Completamente cambiado. Le habían cortado el pelo al uno. Nos quedamos parados. Enseguida le enseñamos los regalos que teníamos y poco a poco Rafa perdió la timidez. Recuerdo a Raquel llorando. Yo estaba tranquila y observándolo todo.

Nos decían que fuéramos más al centro de la sala, porque nos habíamos quedado en la entrada, y los fotógrafos no se podían ni menear.

Recordé que nos dijeron en España, que la persona con la cabeza más tranquila, preguntara lo habido y por haber al psicólogo.
Fui yo, y, con mi torpeza habitual, le aticé una patada al vaso de plástico del café del psicólogo. Me hice una mancha potente. Ya, de perdidos, al río. Eran pantalones desmontables, y tiré de cremallera y me quedé en pantalón corto, ante el asombro de los colombianos, que no habían visto un pantalón así.

Pasó el tiempo rápido y ya era la hora de que viniera David, el niño de la otra pareja. Hubo revolución y el despacho parecía un guirigay de emociones.

Cuando acabamos de organizarnos, llegó la tarta y la fiesta. Sacamos mil fotos más y llegó la hora de volver.

El taxista estaba emocionado.

Ese mismo día fuimos al Carrefour, que allí se llama Carrefour Chévere a aprovisionarnos de ropa, tanto para Rafa como para nosotros.

Rafa montó su primera pataleta. Eso está bien, así nos íbamos entrenando.

Celebración 1 año del viaje a Colombia: Ciudad de las Ciencias

Para celebrar el anirversario del viaje a Colombia, y, aprovechando que Rafa tenía excursión, nos fuimos al Saler, un centro comercial que está al ladito de la Ciudad de las Ciencias.


Lo novedoso de este año es que ya ha finalizado la construcción del puente (no me acuerdo del nombre del interfecto) y las avanzadas obras del Ágora. Al Ágora yo le llamo La almeja, porque lo parece.

Al puente, le puso nombre Rafa. Le llama El Arpa. Y mi cuñado, El Jamonero.








En el Palacio Reina Sofía, o sea, el auditorio, aún están de obras, y no dejan subir a los jardines colgantes.

Pero los jardines no colgantes estaban preciosos, llenos de geranios. Los geranios me encantan. Flor agradecida y sencilla y dura como el cemento






Aqui véis una imagen preciosa del Agora y del puente.


Calatrava otra cosa no hará, pero cosas estéticas, indudablemente sí las hace















Los obreros están trabajando hasta tardísimo. Y ver esta obra ir avanzando es un gusto

Ahora están colocando el trencadís, que son estos azulejos rotos tan típicos de la Ciudad de las Ciencias






Ya en el puente, mi señor marido me hizo esta preciosa foto en la que se ve, al fondo, el Palacio Reina Sofía; más cerca, l'Hemisfèric; a la derecha, el Museo Príncipe Felipe; a la izquierda, l'Umbracle







El puente, en sí mismo, es una gozada. Nunca yo había podido tocar los cables de este tipo de puentes. Pero este, tiene pasarela peatonal en medio













Nos encanta el efecto estético de las líneas oblícuas recortadas en el cielo azul

¿Con qué nos obsequiamos?

Pues nos cogimos un par de relojes baratitos pero molones.

Yo sudo mucho, y la correa metálica del mi reloj hacía que el sudor se metiera por los huecos, y hedía cada dos por tres.

Por fin encontré unos pendientes que hicieran juego con el rosario que nos regaló Jasón.

En Carrefour, compramos a Rafa varias cosas, y también me cogí unos piratas iguales que los verdes que llevo, pero en azul.

y así pasó la mañana y vuelta a casa a recoger a Rafa. Otro día más

lunes, 18 de mayo de 2009

Ya hace un año del viaje....

Pues si: Aunque parece mentira, ya ha pasado un año desde que viajamos a Colombia por nuestro hijo.

La noche anterior dormí bien, sin necesidad de pastillas ni contar ovejas.

Ahora sí me pongo nerviosa recordándolo, pero en esos momentos no estaba particularmente nerviosa.

La casa estaba silenciosa, sin las perras, que habíamos dejado bien cuidadas.

Nos levantamos, cogimos los trastos, fuimos a casa de mi suegra, nos despedimos, y mi cuñado nos llevó al aeropuerto de Manises.

Yo andaba un poco mosqueda, porque los billetes de avión me los habían enviado al gmail y me parecía que no iba a funcionar nada.

Nos despedimos en el aeropuerto de mi cuñado. Era la comunión de su hijo ese mismo día. El día anterior habíamos ido a su casa a ver el traje. Fue entonces cuando mi sobrina Ángela nos dio un regalo para Rafa.

Con los billetes no hubo problema y montamos en el avión. Me tocó de compañera una chica americana que tocaba en una banda y que habían ido de concierto por la Comunidad. Me estuvo enseñando en el viaje las fotos. Yo no hablo inglés, pero me las apañé bien, y el viaje se hizo corto.

Llegamos a Barajas con tiempo de sobra. Yo había mirado en internet cómo se iba de una terminal a otra.
No hubo problemas. Barajas está perfectamente señalizado y hay muchos puntos de información

Llegamos, llamamos a la suegra, y nos dispusimos a esperar, mientras tomábamos un bocadillo y una bebida.

Llega el momento de embarcar, y en la fila recuerdo que hubo una discusión entre una monja y una chica. La chica decía que Iberia iba fatal; la monja, disentía.

Por fin estamos en el avión. Entonces me puse nerviosa. Ya estábamos en camino a Colombia.

Primer inconveniente: no dejan mp3 en el avión.

Vale, toca mirar por la ventanilla. Muy chulo todo hasta llegar al Atlántico. Y ahí empieza el aburrimiento bestial.

Nos pusieron peliculitas que no me gustan nada y que ya había visto. Y como cierran las cortinas, pues ala, a tratar de dormir algo.

La comida en el avión sabe a plástico, pero eso es lo de menos.

Pasaron las horas y estábamos hartos de ver mar. Y para colmo, me empieza a entrar hambre porque era la hora de merendar en España.

Pagamos la novatada, porque la merienda estaba al fondo del avión y nosotros no lo sabíamos.

Por fin vemos unas islas, ya falta menos. Recuerdo una isla inmensa de arena parecida a una pastilla.

Islas, y más mar y mar....No se acababa nunca

Por fin, vemos verde. Llegábamos a Venezuela. Y, a partir de ahí, todo bonito, con sus ríos y montañas.

Llegamos al Dorado ¡qué nervios!. Y.....nos habían perdido la maleta y el carro del niño.

Estuve en reclamaciones muchísimo tiempo, y, mientras, un amigo de Juan , Jasón y la abogada, nos estaban esperando.

Por fin logramos salir y Jasón nos condecoró con los rosarios que tantas veces habéis visto en las fotos.

Ya estábamos en Bogotá.

Llegamos a Casa Sebastiá y nos presentaron a otras parejas que ya habían adoptado. Estábamos agotados, pero aún nos quedaba esperar a Antonio y Raquel, que llegarían más tarde.

Por fin, llegaron, y con ellos, la abogada. Nos dio muchísimos papeles para entregar. Yo estaba que me caía de sueño. Eran las 23h en Bogotá, 8 horas más en España.

Ya es hora de dormir. En ropa interior porque no había maleta.

Mañana cuento el siguiente día

Premio Sambori en Albalat de Tarongers

El sábado, después de 2 aplazamientos, a la tercera fue la entrega de los premios Sambori.

Son unos premios escolares de literatura valenciana, y se daban los premios de la Comarca del Morvedre.

Albalat de Tarongers es un pueblito precioso y os recomiendo que lo visitéis.

Empezamos con media hora de retraso, y Lorenzo estaba calentando de lo lindo



Las fotos que pongo son los premios que se han dado al colegio San Vicente Ferrer de Faura.

En esta foto, reconozco al director del colegio, que se llama Vicent (es muy común el nombre en Valencia). Es el primero por la izquierda






Una de las premiadas













El alcalde de Faura, Toni, que es el de enmedio, preparado para dar más premios. Todo hay que decirlo, Toni está en todos los fregados que se organizan












Otra de las premiadas










Los animadores les tiraban confetti









Llega el momento más esperado. Le habían dado un premio a la clase de les marietes, que es la clase de Rafa.

Papis y mamis, cámara en ristre nos dispusimos a plasmar este momento







Lo bueno de que la clase de Rafa sea tan numerosa, es que, aunque no vinieron todos, con la mitad ya eran muchos











Aquí en el escenario, el alcalde, la maestra Pili y yo, tratando de organizar a los nanos











Ya está la fila desorganizada más o menos organizada






Los niños, con el solondro en la cara, tenían difícil mirar para el frente, pero lo consiguieron











Ya era la foto colectiva de les marietes











Queríamos hacer muchas fotos a los nanos, porque estábamos muy orgullosos de ellos












El alcalde de Faura, Toni, mantuvo una charleta con Rafa. Algo le debió de decir, porque Rafa empezó a reír, y le pillé










Llegó el momento final, y los animadores sacaron cohetes de confetti y globos.

Los niños estaban encantadísimos














Revolución entre los nanos, ¡todos a jugarrrrrrr!!!!!










Rafa descubrió el confetti en carnavales, y ahora, le encanta tirarlo











Pili trataba de organizar el caos, con regular resultado, ¡son niños!
















Por fin, más o menos en fila, posaron para los papis, mamis y demás colectivos profesionales










Rafa hizo lo que pudo, y al final, puso la mano de visera.

Era el único que no iba vestido de fiesta, error nuestro.







Pero seguro que iba el más cómodo de todos, con el conjunto gris y las chanclas azules



Hubo luego, merienda-cena en la Plaza de Arriba (Plaça de d'alt) del pueblo.

Muy bueno todo, y así Rafa iba a la ducha y a dormir








El entorno del pueblo es precioso. Está en el interior de la Comarca










Mi niño y yo. Yo iba de estreno de piratas morados.

Me pateé el mercado del Puerto para encontrar unos pantalones así.

Lo que se lleva es el pantalón tipo mora, que implica tener que comprarse una blusa. Y como camisas y blusas tengo muchas, no me apetecía lo más mínimo

Y esta es una vista del pueblo, con su iglesia.



Volveremos a Albalat para la Trobada de Escuelas en Valenciano. Estamos encantados de volver