El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Cumple de Juan: menú paso a paso: solomillo oriental y tarta trencadís

Hoy ha sido el cumple de mi marido, el hombre más maravilloso del mundo al que quiero con locura.

He hecho dos recetas: Una inventada, y otra adaptada.

Vamos con la tarta trencadís:( pondré en color marrón)

Fundimos al microondas una tableta de chocolate fondant.
Pintamos con aceite ligeramente, papel de horno y extendemos la masa.
Dejamos enfriar y metemos al congelador

Seguimos con la receta original, que cogí de una base de tarta de chocolate Rana:

125 grs de mantequilla, que fundiremos al baño maría.
2 huevos enteros
125 grs de azúcar
125 grs de almendras molidas
10 grs de harina




Mezclamos todo bien.

Echamos a la base, que en este caso era pasta brisa.

Horno 190 grados 25-30 minutos







Seguimos con las innovaciones a la receta.

Hacemos un merengue italiano:

ponemos 150 cc de agua más 350 de azúcar a cocer. Cuando las burbujas se hagan pequeñitas, es que ya está el almíbar

Montamos las natas con el almíbar (más un poco de sal y un chorretín de vinagre de frambuesa)

Estaba el merengue, como de pastelería



Sacamos del horno la tarta. Así es como acababa la receta original.












Por encima, ponemos el merengue y cocemos a fuego muy suave (150 grados) 20 minutos o lo que os guste de tostado









Mientras el chocolate se enfría, haremos los solomillos orientales:( letra azul)

Necesitaremos:
miel
hojaldre

Para la salsa: zanahoria, cebolla, salsa de soja, maicena y nata.

Marcamos los solomillos de cerdo, salpimentados y divididos en dos


Pintamos con miel y colocamos en un rectangulito de hojaldre


Envolvemos con el otro











Pintamos con las yemas que nos habían sobrado de hacer merengue

Horno 100 grados 20 minutos , hasta que estén dorados




Ya tenemos el chocolate frío.

Rompemos para hacer el trencadís, que es un tipo de azulejo inventado en Valencia y que se ve mucho en la Ciudad de las Ciencias









Decoramos con el trencadís.

Se observa como el merengue está tostado











Hacemos la salsa del solomillo.

Ponemos a pochar un poco de cebolla en juliana y unos palitos de zanahoria.

Añadimos agua y chorretón de soja.

Reducimos y espesamos con maizena diluida en leche

Salpimentamos con el molinillo thai, que lleva aparte de pimienta, cilantro.
Añadimos nata, y perejil (el toque español)



Aquí están los solomillos recién salidos del horno












Con su salsita, que estaba tan buena











Mi marido cumplía, como véis, 24 añitos y estaba guapísimo.

Mis dos hombres favoritos, soplando la tarta








Una ración











Perfil de la tarta



Muy bueno todo.

Y para variar, algo de mi invención total: el solomillo

Que os aproveche

3 comentarios:

Ines dijo...

Muchas felicidades a Juan, y vaya menú tan rico que le has hecho a tus chicos mmm

Anónimo dijo...

Tienes un blog muy ameno...sólo le pongo un " pero", jeje: en casi todas tus recetas hay nata, y me extraña, teniendo un naturópata en casa: ¡¡ese colesterol!!...¡Un besico!y ¡¡FELICIDADES a Juan!!.

M.Carmen dijo...

Juan, lo bueno que tiene es que el colesterol bueno tiene para dar, tomar y exportar. Y del malo, nada de nada. Un chollazo.

Yo, aunque estuviera todo el día comiendo verdura y nada más, tendría colesterol.

Ya lo he intentado y me he obsesionado.

Y ahora, pues me da lo mismo ocho que ochenta. Tomo mi pastillita por las noches y ya no me preocupo más, jajajjajaja.

De todos modos, venden nata sin colesterol que también es otra opción.
Y también una ventajita de la nata que uso. Casi siempre es nata para cocinar, que tiene menos grasa que la de montar.

De todos modos, tomo nota, y prometo no abusar de la nata