El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Brazo de gitano relleno de caqui esperando que Maku ya esté recuperada de su jaqueca

Ayer habíamos quedado para comer con Maku y Maxi, nuestros amigos.

Pero ya se sabe, el hombre propone y Dios dispone. En este caso, la jaqueca dispone.

Una jaqueca es algo que no se puede preveer y eso pasó.
Desde aquí muchos besos, nena.





El caso es que yo había hecho ya un brazo de gitano de nata y caqui.


El brazo de gitano se hace como tantas veces he puesto.










Para los caquis: Pelamos 3 caquis Persimon, y los troceamos.
En un cazo ponemos un par de dedos de agua y un par de cucharadas de azúcar y canela (me encanta la canela)
Añadimos el caqui, dejamos hacer hasta que esté blandito (5 minutos mal contados)






Trituramos. Quedará muy muy líquido.


No hay problema. Al enfriarse se quedará como si fuera membrillo.

Me lo he inventado y ha quedado súper bueno





Luego, mezclamos con la nata, dejando un poco reservado.


Cuando al día siguiente sacamos de la nevera, untamos el brazo con el membrillo de caqui, y decoramos con lo que nos sobró de la nata más el caqui.

Si la hubiera llevado a casa de Maku, le habría puesto virutas de chocolate de colores

Bon profit

1 comentario:

Rosa dijo...

Por fin encontré las bosas para asar y el sábado comimos pollo. Riquísimo. Gracias por tu receta.