El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 1 de noviembre de 2009

cielos de octubre

Escuchando a The Priests, unos sacerdotes irlandeses que cantan como ángeles, esta entrada de cielos sólo me inspira poesía.


Octubre, un mes cálido y que nos ha dado cielos espectaculares, con unos amaneceres preciosos










La luna de Valencia, tan evocadora de tiempos de infancia, donde mi padre y profesor me decía que siempre estaba














¡qué lejos estaba de pensar que mi vida acabaría en Valencia!


¡Cómo cambian las cosas y la vida!


Sopla el aire y el mundo es otro








Delgadas líneas se trazan hacia el mar, misteriosos rayos de un sol de nubes y de amaneceres


















las nubes del atardecer son como monjes yendo al rezo de vísperas. Van seguidas, siguiendo la luz










No sabemos a dónde irán nuestras vidas, pero igual que las nubes no saben si se juntarán y formarán tormenta, o bien si se desharán y dejarán el paso a la luz.
















Mejor seguir nuestro camino, sin dañar a nadie y amando hasta el dolor.

















El amar cuando te hacen daño, provoca tormenta en el alma y la mente. Una mente que dice:¡venganza!

Y un alma que se siente herida ante tal pensamiento.

Por eso, hay nubes de sangre en nuestra alma





Pero ¡qué felicidad cuando conseguimos librarnos de malos sentimientos, y controlamos nuestra mente primitiva reptiliana!











Nos sentimos libres.


Fijaros los cactus. Pinchan para defenderse. Yo soy muchas veces así.

Pero quizá por ello, estas plantas son bellas y resistentes.





Mi amiga Gehidy me enseñó a apreciar la belleza del cielo.












En la película Agora, entre tanta falsedad hay una verdad:
La filosofía neoplatónica de control de pasiones, (que los chinos e indios llevaban practicando mucho antes que los griegos se dieran cuenta), conduce a una paz interior









Las nubes se deshacen en la nítida mañana
alegremente, a ritmo barroco, así van, felices y despreocupadas









¿Para qué preocuparse si Dios nos vigila y nada podemos hacer para variar nuestro fin?





























Por este muelle de descarga han pasado tantas cosas, tantas batallas, y al final, queda en la semisombra de un día de otoño








Descanso, vamos hacia la luz. Vamos confiados sabiendo que Dios jamás nos abandona












Pero también qué alegría produce cuando sale una hoja nueva, una flor nueva en las plantas.










Ya lo dijo Cristo: Mirad los pájaros.
No se preocupan porque el Señor del Cielo los cuida












El apego excesivo a los bienes materiales es un absurdo de esta sociedad.
Mirad el mar al atardecer. Podría contarnos miles de historias.






Un nuevo día amanece para mi suegra, una segunda oportunidad para amar














Pauper, servus et humilis



Quizá por eso, y porque me esfuerzo en darme cuenta quien pilota la nave, me he alegrado con las nuevas noticias.




Y una nueva oportunidad para nosotros, para darnos cuenta de que cuando se hace el bien, no se hace a las personas sino a Dios


Y el placer de dar por el dar, sin pedir nada a cambio, ni siquiera un agradecimiento. Negar a nuestro ego la posibilidad de solazarse

Mi mundo, mi nave espacial en la quei está m



marido y mi hijo, y pilotando la nave Dios





La mejor recompensa es ser nosotros mismos, al margen de lo que a gente diga, al margen de modas, convencionalismos, o caprichos








Un rayito de sol en nuestro ego, nos anima a seguir animando nuestro fuego, y a perseverar











Conócete a tí mismo. Es lo que decía el oráculo de Delfos


Y en esa tarea ando, y sospecho que va a durar toda a vida









































































































































































.