El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

sinfonía otoñal de salmón

Este plato ha sido hecho sobre la marcha, partiendo de una idea previa que me había imaginado yo.

Es otoñal por los colores. Son todos rojos, anaranjados, rosas.

Necesitamos: unos filetes de salmón sin piel ni espinas, que salpimentaremos






Un buen trozo de calabaza, que pochamos y cocemos con un poco de agua y sal













Una cebolla roja en juliana, que confitaremos.

Se confita, pochando suavemente la cebolla, y añadiendo una cucharada de miel.








Hacemos sal de jamón.















Trituramos la calabaza, a la que añadimos un chorretón de leche













Echamos la crema de calabaza en una fuente. Ponemos encima la sal de jamón.













Hacemos en su propio aceite, sin añadir nada más, el salmón.












Ponemos el salmón, y encima, la cebolla confitada.


Damos un golpe de horno y a comer










Así estaba la ración, con esta pinta tan buena












En la boca, la sinfonía de sabores tan dispares y tan armoniosos era fantástica.


El dulce de la calabaza y la cebolla contrastaban con el salado del jamón.
El sabor del jamón contrastaba con el sabor del salmón.
La melosidad de la cebolla, contrastaba con el crujiente del jamón.


Una sinfonía de sabores y colores, en el que tanto elemento dispar ha formado un plato exquisito.

Bon profit










1 comentario:

Ines dijo...

Pues si que tiene buena pinta, pero es que a mi el salmón no me va mucho, solo como uno que hacen mis padres al cava, y claro lo que mas me gusta son las patatas que lleva de guarnición.