El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

martes, 28 de julio de 2009

Por fin! falda


Pues si, señores. No sé si porque me he hecho mayor, pero el caso es que me gustan cada año más las faldas en verano.
Puede ser porque me he hecho práctica y sigo la norma de ir cómoda. Y si de paso voy guapa, pues mejor aún.
Las faldas por debajo de la rodilla y amplias, son lo mejor del mundo. Frescas, cómodas y bonitas.
Hoy he ido al mercado y he visto estas faldas por 5 euros. Me gustaba más una color lila, pero está visto que este año es el año del RojoM.Carmen (siempre ha sido mi color favorito)
Lo bueno del sudor, es que las fotos quedan preciosas, brillando la piel. Alguna ventaja tenía que tener
El caso es que le he dicho a la mora que vendía las faldas, que a ver si me la podía probar y ha dicho que sí. Así que dicho y hecho, y a la bultxaca.
Con el calor que hace, y las pobres moras con el pañuelo.......me hace sudar verlas. Pero, allá cada uno con sus creencias.
Las mías no me dicen nada de cómo debo de vestir, a Dios gracias.