El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

martes, 12 de enero de 2010

Nevada en Basauri



En la semana que estuvimos en Basauri hubo claroscuros.
El oscuro, el temporal que nos impidió salir de casa.
El claro, lo bonito que se puso el parque.

El primer día, a pesar del frío se veían las montañas nevadas







No podía imaginarme yo lo que me esperaba, cuando señalaba el Pagasarri nevado









Esa misma tarde comenzó a nevar













La nieve empezaba a cuajar en los coches









Por la noche, espectacular nevada. Mi cuñada peruana no había visto nevar nunca. Nos fuimos a divertirnos














El coche estaba así de nevado. Poco para lo que nos esperaba más tarde








Seguía nevando y mi pueblo se ponía cada vez más blanco













Espectáculo fantástico nocturno, que nos hizo no despegar la vista de la ventana











Al día siguiente teníamos esta espectacular vista del parque Bizkotxalde








¡Qué diferencia con el día anterior!Un parque nevado











Llegó la noche y la cosa empeoraba. Ya empezábamos a mosquearnos porque el domingo se aproximaba







Al día siguiente, así estaba el coche. Helado y nevado











La barandilla de las escaleras del parque. Por ahí no se podía bajar. El riesgo de resbalón era obvio










Antes de salir, este era el panorama.
Tubimos que retirar como pudimos, la nieve de los cristales del coche





El parque estaba más nevado que nunca.

Salimos y el panorama que tuvimos ya lo habéis visto en la entrada anterior.

Por los videos, veréis cómo se puso la cosa.