El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 8 de marzo de 2010

Miedos ya pasados, aclaraciones y disculpas

Bueno: Hoy ha sido el día en que hemos hablado de todo lo que había que hablar.

Ha habido, efectivamente, una exposición de nuestras posturas. Y desde aqui pido perdón a quienes haya podido ofender inintencionadamente.

Quiero decir que no estoy de acuerdo con todos los comentarios que publico ni los mantengo.

Pero ocurre, a veces, que me encuentro en una disyuntiva:
Personas que me siguen y me aprecian sin que yo las conozca, emiten juicios. Y si no los publico, sería un feo a esas personas que tienen tan buena voluntad. Si los publico, las personas a las que van dirigidos sus juicios se me enfadan ( y con razón, claro). Esto ha pasado con la entrada de El Diapasón, sin ir más lejos. No comparto la opinión de Cristina ni la de Mari de que las personas que me hirireron eran envidiosas. Que conste, que ni Cristina ni Mari se refirieron al Conjunto de personas, sino sólamente a las personas que me hirieron (que son muchísimas menos, claro está y no representan la opinión del conjunto).
Ójala yo pudiera modificar los comentarios y borrar, como en la Censura, las partes que no me gustan.

Y con esto y un bizcocho, os quiero mucho a todos y borrón y cuenta nueva. Que el viento se lleve los malos rollos (y por falta de viento, en Valencia, que no quede)

Un beso a los que me queréis y a los que no, también

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Dije mujeres generosas? no sé..: lo digo ¡MUJERES GENEROSAS!, verbigracia,Carmen.Besos.Sara.