El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

martes, 10 de agosto de 2010

Domingo 8 de Agosto: Excursión a Puertomingalvo (Teruel)

Este domingo, fuimos a Puertomingalvo una representación de Valencia Knits, formada por mi marido mi hijo y yo y por Malena y su marido.

En el pueblo hacía fresco, y se estaba de lujo.

Fuimos a misa dominical y la dio un misionero que acababa de venir de Ecuador. En la homilía nos habló de la labor que realizan por allí.

Lo que más recuerdo es una serie de cosas, que nos pueden servir para reflexionar. Son palabras de Antonio, el misionero

Cuando me dicen que si en Ecuador ha llegado la crisis yo les digo que en Ecuador siempre están en crisis, están acostumbrados a sobrevivir. Y como la sanidad no es pública, pues cuando una persona cae enferma de gravedad, se tienen que pedir préstamos y la gente está permanentemente endeudada.

Hay cupos de gente a la que atender. Una persona puede hacerse a pie 20 kilómetros para luego descubrir que los cupos ya están agotados y que tiene que volver al día siguiente.

Para ellos, la enfermedad es un castigo de Dios y por eso, la gente enferma es rechazada.

Se consiguió un local para enfermos terminales. Y más tarde, camas, porque se dormía en el suelo. Lo último ha sido que han conseguido una lavadora.

En la zona, se descubrió petróleo y la gente pensó que iba a dar trabajo. Lo que ha dado es contaminación. Nosotros, cuando una petrolera hace un vertido, trabajamos para que indemnicen a los campesinos. El agua del río es vital para ellos. Comen, beben, se bañan en el río.

Llegó un emigrante ecuatoriano de vuelta a Ecuador y me dijo: Ahora, padrecito es ud el emigrante.

Estas notas, nos tienen que hacer reflexionar. A nosotras se nos pusieron los pelos como escarpias



Después de la misa hubo subasta. Lo que se saca es para Ecuador.

Y nos fuimos a ver a Laura, una compi de Valencia Knits, que fue la que nos dijo que se celebraba la Feria de Antaño en Puertomingalvo.

Aquí la tenéis en su puesto, donde, nos dijo, le iba bien. Los amigurimis se venden como rosquillas.

Nos fuimos luego, a dar una vuelta. Y llegamos a este portal, donde un herrero hacía cuchillos y demás.

Una imagen coronada preside una de las Puertas de Salida de la medieval Puertomingalvo













Había muchas casas abiertas donde se exponían las artesanías locales.

Las arañitas tejedoras, amantes de todo lo hecho a mano, no nos pudimos resistir a entrar a admirar estas cosas tan bellas.








Malena se interesó por la manera artesanal de hacer fideos.










Por el camino, fuimos a ver diferentes exposiciones.
Los caballeros se entusiasmaron con las facas.









Nos llamó Inma, que a última hora, se había decidido a venir y que se había perdido por estas carreteras.

Mientas, compramos embutido y nos entretuvimos en partir almendrucos







Llegó la hora de comer y fuimos a una arboleda cercana a Puertomingalvo. Inma, había llegado muy a la hora de comer, y se quedó en Puertomingalvo

Habían comprado los hombres unos panes excepcionales. Sólo con el pan, ya estábamos alimentados



Las arañitas tejedoras van a todos los sitios con las agujas.

Y a la hora de la siesta, mientras algún caballero que otro dormía, nos pusimos con nuestras agujas










Las nubecillas empezaron a asomar por el horizonte, pero aún se estaba muy muy bien













Nuestra intención era volver y ver el castillo, pero las nubecillas se transformaron en nubarrones, y empezó a llover.

Así, que volvimos a casita, felices y contentas por haber conocido este estupendo pueblo.

2 comentarios:

Eva dijo...

Qué bonito se ve todo y que felices se os ve a vosotros. Una excursión preciosa.
Besitos
Eva

mari dijo...

El lugar parece muy bonito y se nota que lo pasásteis muy bien.
Por cierto, me encanta tu vestido, tiene un color precioso