El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Ha florecido de nuevo el cactus: Y luego dicen que Dios está demostrado que no existe

El cactus que Malena me regaló nos está dando muchas alegrías.

Y ha vuelto a florecer. La flor es perfecta.
Al hilo de lo que ha escrito Stephen Hawkins, y aprovechando esta flor, va a ir esta entrada.


Observad la simetría, la delicadeza del diseño de esta flor. ¿El azar puede producir tanta belleza?




El olor que no se puede representar, delicado como lo es esta preciosa flor ¿es producto del azar?

Deprak Chopra, ha dicho que creer que Dios no existe es como si un huracán pasara por una chatarrería y se formara un Airbús después solito.


No soy oriental y ni tengo tanta inteligencia como para hablar como este hindú experto Ayurveda y endocrinólogo. Pero estoy totalmente de acuerdo con él.







Para los que no lo sepan, Hawkings ha dicho que con las leyes de la física se demuestra que Dios no existe.

Pues, me quedo con lo que ha comentado Manuel Toharia, el director de la Ciudad de las Ciencias de Valencia: Mis comentarios, entre paréntesis

Ha dicho que Hawkings es conocido por estar en silla de ruedas (de hecho, yo no conozco ningún otro físico, no sé si
vosotros) ( tiene la misma enfermedad que llevó a mi madre a la tumba, pero su caso es especial)Es un buen físico
Pero lo que ha dicho, lo diré en dos palabras: UNA BOBADA

Me encanta este hombre: es castizo.

La argumentación de este hombre es que si hay otros planetas habitados, que dónde está Dios.

Pues hombre, yo no voy a decirle a Dios cómo tiene que hacer las cosas. A mi no me afecta que haya o deje de haber planetas habitados o por habitar.


A ver: El objetivo de la Ciencia no es demostrar que existe Dios ni que no existe. La Ciencia propone teorías, que pueden ser modificadas a la luz de nuevos descubrimientos. Ahí tenemos la astronomía, la teoría de Darwin,el Big Bang etc. Esa es la función de la Ciencia.

La Religión no está basada en demostraciones, ni lo pretende. Dios no puede ser demostrado.

















Cierto que yo puedo entender a los ateos. Tengo amigos ateos (Eva, un besazo, guapísima), siempre que no se metan en camisas de once varas.
Respeto profundamente todas las creencias, incluso las creencias que mi mente no entiende en absoluto.













La ELA, que es la enfermedad del físico este, no afecta a las capacidades cognitivas. Es una enfermedad que es una auténtica faena. Pero, a Dios gracias, los enfermos mueren a los dos o tres años.No es una barbaridad, y, creo que todos los que hemos padecido esta enfermedad estamos de acuerdo. Mi madre murió de esta enfermedad.











Pero mira por dónde, el Hawkings ha pecado del pecado de nuestros primeros padres: La soberbia.

La soberbia expulsó al hombre del Paraíso, de la comunión con Dios.


La soberbia es lo que hace que el hombre piense que es autosuficiente, que puede con todo. Que es el más chulo de la barraca.
Y que puede vivir al margen de Dios, porque el hombre en sí mismo se considera un Dios





.
Ciertamente, a este pobre hombre, se le hace caso por ir en silla de ruedas. Porque, generalmente la física, y más la cuántica es un rollo patatero infumable. (excepto para poquita gente, claro)









En fin, que hoy es un día estupendísimo, Mi cactus ha florecido.
Si yo pudiera, os mandaría el olor delicado, de princesa.

Si yo pudiera, os mandaría el momento efímero en que florece, para morir por la noche. Porque nos deja este recuerdo de lo bello, de lo inusual, de eso que no se repite



.Así es la vida, un suspiro. Pero que, si queremos, podemos hacer que el recuerdo perdure siempre.

3 comentarios:

Ines dijo...

Preciosa, estoy contigo en lo que piensas. Un besín

Anónimo dijo...

Algo así debe decirse ( no sé latín, evidentemente): "necius mundus infinitus est"...
Y el que pierde es el que se lo pierde,precisamente..jopé,¡¡ pues no es una pasada tener a Dios por Padre!!.¡¡Un beso!!.(Tenemos un cactus igual y sí, es una pena que los olores no atraviesen elmundo virtual...) Sara.

Alhana dijo...

Cuánta razón tienes, Carmen. Se empeñan en usar la ciencia para atacar la fe, cuando realmente la ciencia en sí es prueba de la existencia de Dios.

Por cierto, tu cactus florece que es una preciosidad, a ver si tengo suerte con los míos.