El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 4 de octubre de 2010

Adopción: comentarios al programa De buena ley////Por qué elegir Colombia

Hoy esta entrada tiene dos partes, unidas al mismo tema. Adopción.

I Parte: Programa "De buena ley" de hoy 4 de Octubre de 2010

Me encanta ver este programa, y sé que hay mucho de show por parte del público asistente. Pero lo de hoy es demencial.

El programa, para los que no sabéis, va de dos personas que se someten a un arbitraje legal. Una acusa a la otra y el magistrado decide. 
También hay público que opina, claro.

El tema de hoy era un hombre que pedía a su exmujer el dinero que se habían gastado en la adopción de una china (él jamás la llamó por su nombre), porque decía que se lo quería dar a sus hijos "de sangre".
Argüía que la mujer "descuidó" a los suyos por ocuparse de la nena china, y que la adopción fue un capricho.
La mujer decía, que no, que su hija vino pequeñita y con desnutrición y, que, claro, necesitaba más atención que el resto.

Yo lo primero que me pregunto es quien les ha dado la idoneidad. Porque está claro que el hombre este no puede adoptar. Tiene prejuicios de raza, y no considera en plano de igualdad los hijos " de sangre" y los "adoptados". Y menos si es de otra raza.

El público eso es harina de otro costal. Se plantea la demencial pregunta de si se quiere igual a los hijos adoptados y a los biológicos.
Y, sorprendentemente, hay gente que aún piensa que sí. Limpieza de sangre a estas alturas del SXXI.

Yo no sé qué sienten por sus hijos las madres biológicas, porque yo no soy madre biológica. Pero sí sé lo que siento por mi hijo. Le adoro, me desvivo por él.
Cierto que he tenido que aprender a quererle. Y mi hijo a nosotros. Es la única diferencia.
Pero es indignante que aún existan bárbaros que opinen así.
Y luego están los que piensan que los padres adoptivos somos una ONG. O sea, que adoptamos porque hay muchos niños muriéndose de hambre. Les hemos librado de las garras de la delincuencia, y demás cosas.
¡Por Dios!. Tal y como siempre digo y no me hacen caso, si yo quisiera haber hecho una buena obra, habría apadrinado un niño. No me considero generosa en ese sentido. Soy madre y finito se acabó.

Segunda parte : Por qué elegimos Colombia.

Nosotros, cuando empezamos los trámites de adopción, fuimos a unas primeras charlas. Y en ellas hablaban de Colombia como el país que mejor trata a los niños.
Nos dicen que no hay orfanatos, que los informes médicos y psicológicos son exactos, que no cobran por adoptar, y esto fue lo que nos animó a elegir Colombia
Aparte, claro está, del idioma: en Colombia hablan nuestro mismo idioma y simplifica aún más las cosas.

En Colombia buscan padres para niños, no al revés. Por lo tanto, ahora eligen dos familias para cada niño y las estudian para ver cuál es la más adecuada. Cuando nosotros fuimos, eran 3 familias.
Si te eligen la primera vez, pues perfecto, tal y cual nos pasó a nosotros. Si no, pues a esperar otra reunión y otro niño.

Respecto a la edad: Se hace una media de edad de los padres y así será de mayor el niño.
Se puede elegir sexo del niño, pero no se puede rechazar por esa razón. No se puede rechazar un niño ni por sexo ni por raza.
Eso sí, si el informe médico parece que no es correcto con lo que demandan los padres (un niño sano), si se puede rechazar.
El informe médico de Rafa era de susto, pero al final se leía que estaba bien. De todos modos, lo llevamos a donde Maite, una pediatra amiga y ella confirmó el buen estado del niño.

Tiempo de espera: Pues a partir de la aceptación por parte de Colombia, de 3 a 5 años, dependiendo del tramo de edad y de los niños disponibles.

Elegimos ADECOP porque la veteranía es un grado, y ADECOP era la que más tiempo llevaba trabajando en Colombia.

Todo lo que nos habían dicho en España sobre Colombia es exacto:

Una gente maravillosa, amable, simpática, abierta, lo mejor de lo mejor, pata negra
El niño .....pues........¡qué os voy a decir yo! 
Los informes médicos, exactísimos. La endocrino pediatra nos ha reconocido el buen trabajo.
El niño viene concienciado y habiéndose estudiado las fotos, bien aleccionado por los psicólogos. Los psicólogos son geniales. Rafa nos llamaba desde el principio papi y mami.

Aparte, nos dieron fotos de Rafa en un cd, los trabajos que había hecho en la guardería (prekinder que les llaman allí) y un regalito para nosotros.

Por todo esto, los que andéis dudando, os animo a que experimentéis esta maravillosa aventura de la adopción.