El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

sábado, 21 de julio de 2012

En la playa, con bikini

Yo, a la playa, voy por Rafa, que se lo pasa pipa. El moreno que tengo es de pasear al perro toditos los días bajo un sol bastante impenitente.
Las zonas que llevo tapadas, pues me las destapo en la playa. Yo soy muy poco pudorosa, y aprovecho la playa, para que el sol me pegue en casi toda mi anatomía.
La playa es un lugar de simbiosis de cotilleo. Cotilleamos y nos cotillean. Yo busco cuerpos serranos tanto femeninos como masculinos, y critico alegremente a los paseantes. Imagino que lo mismo hacen conmigo, porque yo, cuerpo serrano, va a ser que no tengo a estas alturas del patio.


Pues eso; que a la playa, en bañador, bikini o en pelotas, mismamente.


En casa, cuando llega el verano, fuera sujetador, y vestir mínímamente o máximamente, claro, El truco es que no se te pegue el asiento al trasero cuando te sientas.  Lo de máximamente, lo digo, porque las faldas largas, los vuelos, dan fresquete bueno. Yo tengo un pantalón de esos moros, con mucho vuelo, y muy sutil de tela, y, oye, se está muy bien con él.


Alguna vez, alguna voz me ha dicho si yo me desnudo delante de mi hijo. Hombre, pase de modelos no hago. Pero en un triste correr, me da igual estar desnuda que vestida. Sin ir más lejos, esta semana mi marido ha ido a trabajar de noche, y claro, por la mañana yo tengo que vestirme en el comedor. Mi hijo, se ha fijado en...los brillantitos que tienen mis bragas (tengo culo gordo y llamar braguitas a lo que uso, es una mentira).
Muchas veces, como soy un despiste, me ve desnuda a la caza y captura de la toalla. Y ciertamente, le da exactamente lo mismo.


Lo de haberme puesto gorda, tiene la ventaja de que tengo más pechonalidad. Y claro, lo que se han de comer los gusanos, que lo aprovechen los cristianos. Ahora me pongo escotes para que suba mi autoestima y todo lo demás. Oye, que alguna ventaja tenía que tener esto.


Lo de los tacones, en verano, que sudo cual cochinita y se me hinchan los pies como butifarras, no me pido. Eso más para el otoño-invierno. Que quedo monísima enseñando lo que puedo, y ocultando las lorzas varias.


Para el monte, botas de montaña y ropa cómoda.


Y si fuera o fuese a una discoteca, a lo mejor me pintaba como una puerta y al descoloque.


Y para la iglesia, pues todo lo que sea por debajo de la rodilla. Y por arriba enseñar la pechonalidad, no viene a cuento.


Ayer, vi que se había montado un pollo porque el obispo de Solsona, había echado un rapapolvo a una chica que fue a confirmarse con una falda tipo braga. El buen obispo, con toda la razón del mundo, le dijo, que la falda, por la rodilla. Que la iglesia no es una discoteca, vamos a ver.


Que yo sepa, ningún recinto religioso de ninguna religión permite que la gente se aligere de ropa. Me acuerdo, en un Pekín Exprés, que echaron a todos, porque en un monasterio budista, uno de los concursantes se despidió de otra concursante con un beso casto en la mejilla..


Muchos templos budistas, la verdad, no conozco. Y mezquitas, por lo que yo sé, hay que ir cubierto.


En las iglesias, yo he visto niñas vestidas de prostitutas (minifalda-faja ajustada al máximo, escote y tacones). Y sin llegar a eso, shorts, faldas cortas cortas (que si se agacha se le ve el cuello, vamos) y escotes que peligraban el secreto de los sujetadores.


Igual es que la gente ha perdido el concepto de que en la iglesia uno va a rezar, o al menos muchos van a rezar. Y si vas a ver arte, pues guardas la compostura por respeto a la gente que está rezando.
La gente que dice que qué más da, pues les invitaría a que salieran en pelotas a la calle, que qué mas da también. Si el pecado está en el que mira....pues todos en pelotas. ¿A que no?


A fin de curso de catequesis, yo iba con un top, y luego, había misa y me quedé. Pues las señoras me criticaron por enseñar los hombros.
Esto, que ni al cura ni a mi nos pareció nada del otro jueves, es cierto que molestó a algunos. El tema de los hombros, es delicado. No comparto que sea indecente, pero está claro que algunos sí lo piensan.
Lo malo de las camisetas de tirantes es que suelen ir acompañadas de generoso escote.


Recuerdo cuando yo estaba en una ONG, que un musulmán me dijo que las cristianas andábamos provocando. Y cuando lo decía me miraba mi camiseta de tirantes, pegadita, y para mí, la mar de recatada.


Yo no digo que uno, por la calle, que vaya como le salga de las narices.El gusto es como los culos, cada uno tiene el suyo.


Pero cuando vamos a los sitios, nos adecuamos a ellos. Como dice el refrán: a donde fueres, haz lo que vieres

4 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

Respeto, creo que ésa es la clave para la convivencia. Yo no soy de destape, me gusta para eso y muchas más cosas la intimidad, creo además que ahí está el buen gusto, no mostrarse a diestro y siniestro. No verás a nadie elegante lucir carne, en ningún sitio.Por supuesto que en la Iglesia más que en ningún sitio es donde hay que respetar. Veo ahí perfecta la postura de censurar el destape. Hay niñas y no tan niñas, que luego se escandalizarán de cómo las tratan: como "merecen", porque van "pidiendo guerra"...Como digo, en la intimidad, es otra cosa. No soy partidaria de demasiada "naturalidad" con los hijos, sí creo en respetar el pudor mutuo. No pasa nada si hay un descuido, pero tampoco que sea la norma.En fin, MCarmen, que es un tema delicado. Eso sí, lo del critiqueo está fatal aunque sea el deporte no olímpico más practicado ;). Un beso grande, amiga!.Uva9.

Anónimo dijo...

Creo que las niñas si fuesen a ver al rey o al presidente no irian con esas faldas asi que para Dios mucho mas respeto. Celeste

Anyol dijo...

Cada uno tiene su opionion y yo soy de las de falda corta y tacon, que el dia que me muera es lo que me llevo. Y si una tiene unas buenas piernas, hay que lucirlas. Aunque tenga ya 45 años.
Estoy de sorteo, apuntate si te apetece.
http://anyolcocina.blogspot.com.es/2012/10/sorteoooo-por-los-1000-seguidores-en.html

Anyol dijo...

HOla, gracias por participar en mi sorteo.
Tienes que hacerte seguidora de mi otro blog
http://aanyol.blogspot.com.es