El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Inicio de la Navidad

 Este año la Navidad la  pasaremos solos. Es norma desde que murió mi suegra. La diferencia es que Nochevieja la pasaremos también solos, aunque igual mi amiga Norberta vendrá a hacernos compañía hasta las uvas.

La Navidad, es mezcla de sentimientos para mí: últimamente estoy triste, porque veo que los amigos van desapareciendo poco a poco. También veo que la situación económica nuestra va deteriorándose, aunque se diga en la tele que no.
 Por otra parte, también veo la gente buena que nos ayuda. Familia, mamis de cate, compañeras de cate. En realidad, estoy recibiendo más ayuda de gente católica que de los supuestos amigos que, lastimosamente hacen la vista a un lado.

La fe, es lo único que me mantiene, con altibajos el ánimo. La verdad es que, después de pasar unos días llorando, encontré una voz interior, de la Madre que me consolaba. Fui feliz y se me acabaron las penas.
La Navidad, seas o no cristiano, es el momento en el que por un rato, todos deberíamos ser hermanos. Hermanos buenos, de los que escuchan, cuentan chistes, y se olvidan de rencores. Que esta alegría profunda de ver que año tras año, una tradición que nos entronca con nuestros antepasados, vuelve.







Cierto que echo de menos mi familia de Euskadi, Nos montamos unos fiestorros la mar de majos. Se cuentan chistes, y nos reimos mucho recordando cuando éramos niños, las trastadas varias y esas cosas que dan vidilla a las fiestas.

 Bien, como véis, mi hijo Rafa se puso con el Belén, que este año es anti Gaspar. Le hemos puesto unas barreras, para que, visualmente, no aprecie que hay algo que morder.

El Portal, esta vez, es central, porque los Reyes sólo miran para un lado, y no queremos que nos den la espalda.

Ha quedado la mar de chulo
 Esta es mi felicitación navideña. Cambio de perro, con trasto mari al ataque

 Nochebuena. La cara de Rafa es de funeral, pero es que últimamente le da por ponerse serio para las fotos. Y no es que tenga problema de dientes.
Las risas mías son por el pedazo rodillazo que le metí a la pata de la mesa y porque estábamos agachados, jajajaj







La familia feliz











Matrimonio feliz. A pesar de todo, unidos en las dificultades, amándonos más que nunca.

Me he puesto gorda y fea, y él me ve guapa. Eso es amor



Rafa sonríe porque mi marido le estaba haciendo cosquillas











 Mi hijo Rafa me estaba haciendo los cuernos. Le sorprendí y mi marido hizo esta foto expontánea














 Brindando con los dos caldos. El del consomé y el buen vino Jumilla que nos vino en la cesta de Navidad que nos regalaron los amigos.












Navidad, con Rafa pastelero, y muy orgullosos los dos











 De verdad que estaba la mar de contento.












Una mesa navideña, con todo lo que zampamos. Las recetas están en el blog de cocina











Vista del tronco de Navidad




Mi marido y mi hijo al ataqueeeeeeeeeee











Por último, el más fotogénico de todos: mi perro Gaspar

FELIZ NAVIDAD



domingo, 1 de diciembre de 2013

Lo femenino

Hoy, que me he levantado prontito porque tengo que montar mi puesto en la Fira, me da tiempo de hacer esta bonita reflexión sobre "lo Femenino"

La reflexión viene a cuenta porque en mi coral, estamos ensayando canciones Disney, entre las cuales está el High Hop,. Y, claro, los enanitos silban. Ahí me he dado cuenta de que muchas mujeres no saben silbar.

Me acuerdo, cuando iba a casa de mi abuelo y silbaba y me decía que eso no era de chicas. Mi mente no alcanzaba (ni alcanza aún) a adivinar qué tiene que ver el silbar con la feminidad. Cierto que una cosa es silbar una canción y otra pegar un megasilbido de camionero. Que eso, no entra dentro del estereotipo femenino, claro. Aún y así, yo he conocido mujeres, que se metían dos dedos en la boca y soltaban un silbido que oían las cabras del Mont Blanc.
Como en mi casa esto de que silbar no era cosa de mujeres, se la repampimflaba, pues yo he seguido silbando, bien la canción de los enanitos y demás, bien para llamar a mi perro.

Por lo que se ve, ser mujer tiene muchos inconvenientes. Siempre, de pequeña, me reventaba que los chicos pudieran hacer muchas cosas y las chicas no. V. Gratia, jugar a hacer el bruto, como tirar piedras y demás salvajadas.
También me gustaba el mecano, los coches y demás. Menos mal que ami madre eso no le importaba lo más mínimo. Pero ya me gané el epíteto de "la chico".

Luego de mayor, resulta que tampoco es femenino soltar sapos y culebras por la boca. Nosotras, nos tenemos que conformar con decir "córcholis, o repámpanos". Los tíos de verdad, dicen "joder, y me cago en la puta". Y no mento la blasfemia, que una es mal hablada pero respeto los símbolos sagrados.

Total, que, para los hombres, machos y dueños de la creación, todo. Podían descargarse su mala uva, soltando lindezas por la boca. Y nadie lo ponía en duda.

Otra cosa: cruzarse de piernas. Las chicas bien, tenemos una manera muy particular de cruzarnos de piernas. Siempre, aunque llevemos pantalones, tenemos que cruzarnos de piernas. Esta norma, si llevas falda corta, pues, vale. Pero con pantalón, pues...si, si te sientas con las piernas medio abiertas, se ve el tiro del pantalón (debajo van los genitales, claro) igual que los hombres si se sientan así,. Y depende del tamaño del paquete, se les nota más que a nosotras.

También ser mujer es ser enfermera para todo. Va en nuestros genes cuidar a todo quisque que se ponga a tiro. Somos la mar de abnegadas, y sin quejarnos. Y así los hombres, se han ido de rositas, dejando en mano de sus hermosas mujercitas, el marronazo

Parece cosa de ayer, pero llevamos tanto tiempo, que va a ser complicado quitar este tipo de actitudes. YO me pido la primera, porque, soy malhablada, no cuido enfermos ajenos, silbo lo que quiero y más, y no siempre me cruzo de piernas.

Ahora, que todas me sigan, A la una, a las dos, y a las .....TRES