El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 16 de junio de 2014

Aniversario de boda: 12 años juntos y queriéndonos más que el primer día

 Ayer, 15 de Junio fue nuestro 12 aniversario de boda. ¡Cómo ha pasado el tiempo!. Cuando nos conocimos por internet y nos casamos, fue todo un revuelo. Había poca gente y nuestros conocidos estaban desconcertados.
Ahora, que hasta hay agencias de contactos online, es todo más normal y hasta mi hermano conoció a la que es ahora su mujer, en un chat.


Han pasado 12 años y nos queremos con locura.

Para celebrarlo, nos fuimos a la Ciudad de las Ciencias, donde había unas esculturas que estaban inspiradas en los planetas. Yo, ciertamente, a esto, le llamo (copiando a Olmo) carajos. Porque, básicamente cuando uno las ve dice ¿Qué carajo es esto?
Eso sí: las fotos de los hierros con el fondo de la Ciudad de las Ciencias son preciosas. En esta parece que yo estuviera tocando un órgano inmenso de iglesia espacial
Para la ocasión me puse el mismo vestido verde que usé en la Comunión de Rafa, pero añadí una cinta para el pelo y una pulsera de perlé, haciendo juego.











Esta foto me encanta. Rafa acababa de descubrir lo duro que es el hierro cuando uno le pega con la cabeza. Se reía y mi marido también. ¡Qué gustazo!


Esta otra foto es también original. Reflejados en un espejo.

Somos una familia feliz y estamos enamorados. Tal y como decía San Pablo: el amor no pasa nunca







Esta foto, al verla me dí cuenta que Rafa tiene dos cabezas encima de la propia. Otra recreación de un planeta, del cual no tengo ni la menor idea.










Seguimos paseando y fuimos al paseo que está paralelo al Umbracle. Al final había unos instrumentos para saber más de astronomía: equinoccios, reloj solar, reloj lunar....etc

Somos los amos del mundo, como veis












Nos enteramos de que no siempre el sol sale por el Este y se pone por el Oeste. Sólo en los equinoccios. Luego, va variando.















En esta postura que parece una cámara de tortura se ve por donde sale el sol. Que digo yo que no hace falta ponerse así, que yo lo veo todos los días de buena mañana








La luna, y al fondo la bola con las constelaciones. Mis dos hombres en la luna de Valencia.. Os quiero







A la vuelta, foto en las escaleras, con un fondo azul precioso.















Nos dirigimos al Aqua, porque yo tenía unas ampollas potentes en los pies y necesitaba tiritas urgentemente.

Compramos unas tiritas y aprovechamos para sacar las últimas fotos.







Me gusta el Aqua, pega siempre un aire fresquito que da gusto.

Así pasamos la mañana. Luego nos fuimos a casa.

Lo que pasó después, os lo podéis imaginar. Rafa se quedó jugando a la wii, y nosotros nos fuimos a echar la siesta.

Feliz Anirversario, Amor mío. Nunca Valencia fue tan bonita hasta que yo te vi.

lunes, 2 de junio de 2014

Primera comunión de Rafa

Ayer fue la Primera Comunión de Rafa, y aún al recordarlo, mis ojos se nublan y mi corazón se enternece.

Vivimos de la caridad, es cierto, pero queríamos que nuestro hijo tuviera una comunión como la del resto de los niños.

Y gracias a la gente maravillosa, lo hemos conseguido.

Monté esta parada, que es lo que se hace por aquí. Hice los pompones de papel de seda con los colores de la bandera de Colombia. Y el poncho que culmina el perchero, es de Villavicencio
Han sido meses y meses de preparación, de ilusión.

He sido la catequista de los niños, mis niños, tres años y estaba muy ilusionada. Unas ganas inmensas de verles, de oírles.
Por supuesto, que también la mesa estaba decorada, con unos pompones de punto y un buen ramo de flores que nos habían regalado.
Y ya estaba todo listo para el gran día.

Mucho trabajo, mucho esfuerzo, trabajando con los niños y ahora tocaba disfrutar
 En este pueblo, tienen la costumbre de poner lo que llaman "enramá". El de la floristería nos regaló las ramas y yo hice con papel de seda, el cáliz con la Sagrada Hostia y el nombre de Rafa. Muy bonito ¿verdad?
Duró así de chulo hasta que llegó la despertà, o sea, unos cuantos padres tirando petardos.

Y uno de ellos, muy gracioso él, tiró uno en mitad de la enramá, y rompió la A blanca, y casi me da algo.

Se pudo solucionar
 Así de guapo lucía mi niño con su traje de almirante.

Llega la banda, y bajamos. Luchamos contra el viento para encender la traca. Rafa es el último niño, y al final el fotógrafo hace de paraviento y suena la traca.El cura nos saluda y nos dice que la enramá es la más chula de todos. Rafa se incorpora a la fila de  mis 24 niños comunioneros. Bajamos a buen ritmo a la iglesia.

Empieza la liturgia. Yo la había planteado como una misa donde los niños tenían que participar.

Rompe el hielo uno de mis niños más bajitos, pero con un desparpajo que para qué. Empieza a declamar la bienvenida, donde hice yo mención a padres, profesores, catequistas..No parece nervioso. Yo estaba esponjada y con los ojos húmedos.

Segunda parte de la bienvenida, que la hace mi princesa Mariam. Sin problema alguno. Continua hablando del año este tan movido que han tenido y acaba dando gracias a Dios y a la Virgen.
Lo siguiente es la monición de entrada que la hace mi chico Hugo y su hermana.
Los nervios no se les notan, y eso que estaba la iglesia a rebosar. Pausadamente, los dos hermanos leen . ¡Qué orgullosa estoy!


Le toca el turno a Rafa, que hace la Primera Lectura. Una lectura larguísima que apenas ha ensayado. Pero mi niño lee de lujo total, tranquilamente, parándose, haciendo las interrogaciones.
Necesito un babero para no pringarme.

El Salmo lo hace la terremoto de Nerea, a la que hay que calmarla para que no coja la moto y vaya andando.

El último niño de lecturas es María A, una princesa de rizos que con su vocecita, nos hizo sonreir

No tengo agujetas, pero debe de ser porque el buen Dios lo quiere así, Me pasé toda la liturgia sonriendo.

Llegan las peticiones. A ver si me acuerdo de todos: Patricia, mi enanita pizpireta, Alba M., a la que hice una petición muy bonita con mariposas y que se la supo de memoria. Zoe, muy seria y muy formal, comi siempre. Javi C, que normalmente anda pelín perdido, supo que le tocaba. Javier A, muy suelto, como siempre. Carles, tan pequeñín y tan tímido. Joan, el grandote, con petición corta. Y acabo con Javi G, todo gafas, al que alargué su petición, porque le parecía demasiado corta.
El siguiente acto son las ofrendas. Los niños que no han leído, porque no querían, hacen las ofrendas.

Bueno, sigo temblando, y pensando lo bien que está saliendo todo. Ha merecido la pena el trabajo de montar una misa para niños.

La paz, pues , es la desbandada de niños. Me como a mi niño, el más guapo de todos. Odio el maquillaje, que me impide achucharlo.
Llega la comunión, otro momento inolvidable. Cuando le toca a Rafa, al cura se la acaban las formas. Momento de risas.

Mi hijo ya ha tomado la Primera comunión. ¡Qué orgullosa estoy!

Acabamos dando el recordatorio.

Tocan fotos, y me emociono. Todos mis niños, guapísimos, todos mis niños queridos. Me siento como una gallina y sus polluelos, que ya salen del nido.
 Salimos, y como Rafa es el último que tiene que llegar, porque pasan de nuevo por todas las casas, nos da tiempo de cambiarnos. Me quito mis sandalias y me pongo las cotizas, calzado colombiano que es una pasada. Si lo llego a saber, me compro tres docenas.
Mi marido, al que el traje le trae a muy mal traer, se pone de sport.

Llega Rafa, y, otra vez una ventolada, hace que no podamos tirar la traca. La banda espera, y la abanderada tiene una cara de cansancio total. Les decimos que paren. Mi amiga Norberta, recuerda que con un cigarro, se puede solucionar. Tarde pero bien. Nos comemos el humo.

Rafa sube a cambiarse
 Sólo falta ir de paella con la familia y nuestros amigos.

Foto oficial de comunión. El resto, habrá que esperar








Esta es la tarta que con tanto cariño hemos hecho para nuestro hijo.

Es nuestra primera experiencia con fondant y estamos muy orgullosos.

La mejor tarta para el mejor hijo del mundo




Ya tarde, después de haber comido la paella, y estar en agradable compañía, Rafa, quería jugar a la wii. Aquí le véis con su ropa de mudar.
 ¡Qué bonito ha sido todo!


Este ha sido el relato hecho con el corazón.


Nos vemos en el Corpus, donde mi hijo volverá a salir de comunionero