El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

miércoles, 20 de enero de 2016

Llorando por España

Vivo en el país más bello del mundo. El país que lo tiene todo: tradición, cultura, gente...

Y también gentuza, que la hay como en todos los lados.

Lloro por este país, en el que los jóvenes tienen que irse y los mayores no tienen trabajo. A partir de los 40 años, no cuenta la experiencia, cuenta la edad. Los padres  y madres de familia, que no pueden emigrar, no tienen trabajo. Esta gente, que se ha reciclado hasta el infinito, que tiene en su haber títulos como para empapelar el Congreso de los diputados, ahora, no cuentan para un trabajo.

¡Ay, esta España mía! Este país, en el que para encontrar trabajo hace falta ser político. Y éstos, que son los que tenían que trabajar, se dedican a discusiones bizantinas que sólo buscan el Poder.

¡Ay,esta España mía! En la que los empresarios contratan a disminuidos para poderles pagar menos. En este país, para ganar un sueldo basura hay que tener discapacidad.

¡Ay esta España mía! En la que maltratar animales sale barato.

¡Ay esta España mía! En la que la libertad de culto no existe y en la que se disfraza de libertad de expresión las ofensas contra las creencias religiosas.

¡Ay esta España mía! En la que se camufla de independentismo la inutilidad de un Gobierno catalán, endeudado hasta las cejas.

¡Ay esta España mía! En la que la mujer sigue siendo maltratada, por una cultura machista y por una leyes inútiles.

¡Ay esta España mía! Tanta buena gente, tanta bondad, tanta alegría de vivir, y nos la están machacando.

Un lamento por esta triste España mía, Un lamento y una añoranza, o, una esperanza de que, como el ave Fénix, resurgiremos de nuestras cenizas