El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

lunes, 23 de julio de 2018

Franco, sus restos etc

Hace tiempo que este nuevo gobierno advenedizo que está haciendo propuestas que son como los fuegos artificiales: brillan pero se apagan.
No estoy de acuerdo con que un gobierno sea de un partido que no ha ganado las elecciones, sea PP, PSOE o cualquier otro.

El problema que tiene el gobierno es que tiene que contentar a Podemos. Y este último partido es especialista en adaptar la historia a su manera. V. Gratia, la guerra civil.

La Guerra civil española fue un desastre para todos. Esto es obvio. Y hubo desmanes y asesinatos por uno y otro bando.
Pero, decir que la República era paz y armonía es una mentira como un piano. Durante los últimos años de la II República se sucedían los asesinatos, se quemaban iglesias y había una total falta de seguridad. Esta falta de seguridad la sufrían la mayoría de los españoles que sólo querían vivir en paz.
Pero grupos de ultraderecha  y ultraizquierda se empeñaban en seguir asesinando y jugando al juego macabro de quien tenía razón

Eran los inicios del fascismo, y también del comunismo y el anarquismo. Mentes contaminadas por el radicalismo y que creían que había que eliminar al contrario.

Por tanto, esta querida España estaba abocada a un futuro violento. La mecha de una guerra estaba a punto de ser encendida. Y fueron los militares las que la encendieron.

La guerra es injusta. Los del bando rojo se dedicaron a asaltar conventos y matar monjas, monjes y curas.
Los del bando azul buscaban o se inventaban enemigos por doquier. Eso sí: no se dedicaban a un solo estamento.

Ciertamente, la Iglesia se alió con el bando azul. Cosa lógica, puesto que en el bando rojo los estaban asesinando.

Una vez acabada la guerra, se impuso la dictadura. Se acabaron los derechos, se acabó la democracia. Y perdimos los españoles.

La época de la dictadura fue una época de paz y prosperidad. Así dicho, parece que fue Franco el causante. Falso. Fueron las circunstancias.  Como España partía de una economía tercermundista, estaba a la cola de Europa. Cuando Europa creció, España creció.

Y murió Franco. Pero muerto el perro aún estaba la rabia. Quedaron los nostálgicos del franquismo, pero se fueron apagando.

Hasta que Sánchez se le ocurrió la magnífica idea de exhumar los restos de Franco. Los franquistas, estaban encantados. Por fin salen en la tele. Y claro, como saben que la mayoría de los españoles no queremos esto, nos añaden a su grupo. Pero no: simplemente, la mayoría de los españoles pensamos que España tiene otras cosas más importantes que exhumar muertos.

A mi me avergüenza, como católica que salga esa gente mentando a Dios. Dios no tiene bando.
Cierto que, durante la dictadura, la Iglesia se alió con el dictador. Era la época del anticomunismo, y en la que todo lo que no fuera Cristo, era el demonio. Y no sólo en España. El mundo había visto como la gastaban en la URSS y no querían ni ver a nada que sonara a comunismo.

Pero ahora, no viene a cuento esta gente, que huele a apolillado y que ni se veían.
Pero pasa como con los dinosaurios. No sabíamos que existían hasta que alguno excavó. Y Sánchez lo ha hecho muy bien. Enhorabuena presi.

No hay comentarios: