El mundo en mis manos

Nuestra filosofía de vida, a través de este hermoso texto

La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer; y como un atardecer sereno se nos va. De nosotros depende que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, coloreé con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que guarden de nosotros las personas que vivieron a nuestro lado.

Libro de visitas

Cumple de nuestro amor colombianito

Lilypie - Personal pictureLilypie Kids Birthday tickers

Nuestro tesoro llanerito está con nosotros

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

Nuestro aniversario de boda: El más feliz lo hemos celebrado con Rafa en Bogotá

Daisypath - Personal pictureDaisypath Anniversary tickers

Advertencia a los que insultan

Advertimos a todos los simpáticos anónimos que nos insultan, que investigaremos la IP de donde proceden los comentarios y que tendrán pronto noticias nuestras. En la Red no existe nadie anónimo
Recordamos que la libertad de expresión acaba cuando se hiere el honor de la persona.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Maltrato psicológico : historia anónima

Esto es una historia real de una persona anónima:

Era la segunda hija de una familia numerosa. La más rebelde, y, a la vez, la más débil.

Siempre había tenido un gran sentido de lo que es justo y lo que no.

La madre era una persona débil que raramente contradecía su padre. La única cosa que hacía era llorar.

El padre era tiránico. Siempre había de hacerse lo que quería. Terriblemente celoso y rígido en sus posiciones morales. Jamás admitió que sus hijas llevaran minifalda o hicieran top-less.

Cualquier película que hubiera alguna escena fuera de besos castos, lo consideraba una guarrada, e incluso pornografía.

Bebía mucho y se convirtió en alcohólico. También fumaba

Con el tiempo su carácter se hizo extremo. Al principio, echaba broncas de cuando en cuando. Luego, se cebó con los más débiles. Particularmente en su segunda hija.

A la mínima pasaban estas cosas:

-Eres tonta como tu madre
-Te crees que sabes mucho pero no
-Tienes que bajar la mirada
-Yo siempre tengo razón, aunque todo el mundo diga lo contrario
-Eres idiota
-No vales para nada

Cuando no se cumplían sus normas, daba bofetadas.

Cuando la hija se atrevia a comentar algo a sus conocidos, decían que el padre era una persona muy buena, qué no era malo, que cómo se atrevía a decir tales cosas.

Claro está, el padre, en sociedad era alegre, y con alcohol encima, aún más. Cuando llegaba a casa era su familia la que le tenía que aguantar, no sus amigos y conocidos.

Lo de buena persona.......siempre es un concepto muy relativo: Se es buena persona cuando no se mata o roba.
Los maltratadores no saben que lo hacen. Y para la hija aún hoy le resulta difícil dirimir si lo hizo queriendo o sin querer. Y aún muerto su padre, no sabe si le ha perdonado o no

Un año, se fueron los padres de veraneo. La segunda hija se quedó a cargo de la casa. Eran fiestas en un sitio cercano y los hermanos, que eran jóvenes salían por la noche.
Regresaron los padres, y alguna persona comentó al padre que habían visto a su hijo a altas horas de la noche.

La bronca fue para la segunda hija. Ésta, por supuesto, no quiso callar. Y vino la primera bofetada. La hija, decidió que no iba a recibir más sin respuesta. Y le advirtió a su padre que no volviera a hacerlo. Como lo hizo, la hija respondió. Y hubo intercambio de bofetadas.

La familia, por supuesto, se mantuvo al margen. La madre, como siempre que había bronca, se echó a llorar, pero no hizo absolutamente nada.

Desde ese día, el padre no volvió a ponerle la mano encima.

Han pasado los años, y los padres han muerto. La hija segunda se casó y tuvo familia. Pero en su carácter han quedado marcados a fuego los maltratos:

Tiene inseguridad
Poca autoestima
Es nerviosa y habla mucho y rápido
Cuando un varón se enfada, se asusta como un cervatillo
Le cuesta enfrentarse a la gente
Se pone nerviosa si tiene que llevar la contraria a la gente.

Del maltrato físico no quedan huellas, pero del psicológico sí.

En su época no existían medios para denunciar esto. Ahora sí

Así que si alguna lectora le pasa esto DENUNCIA

3 comentarios:

Ines dijo...

Es algo duro, pero por desgracia le pasa a muchas mujeres, pero yo diría algo mas sobre esta mujer, que al fin y al cabo es una mujer hecha así misma, una mujer valiente, fuerte, aunque a veces tenga miedo, una mujer para admirar, y seguro que la mejor esposa y madre, yo aplaudo a esa mujer.

Ines

M.Carmen dijo...

Pásame tu correo en el libro de visitas en forma privada. Así sólamente lo podré ver yo.

Te tengo que decir una cosa

Paloma dijo...

MªCarmen a mi un pajarito me ha dicho que la segunda hija ahora vive rodeada de gente maravillosa que la quiere y que cada dia le regala una sonrisa y unas palabras bonitas y que aunque ella cree que es una persona insegura en el fondo tiene una seguridad que ya quisieran muchos, que sabe lo que quiere y lucha por ello, eso es lo importante la capacidad de superación y de dar amor sin condiciones y bueno voy a dejar el tema que creo que se me ha metido algo en el ojo y no para de llorarme.Un besazo para todas las segundas (primeras, terceras, etc)hijas que lo esten pasando mal, que tomen por ejemplo a esta segunda hija y salgan adelante que la vida a veces es un hija de ....y otras tan maravillosa que no hay que perderse nada.